El Gobierno deniega a los guardias civiles un complemento salarial que cobran los policías

Se trata de una cantidad en función del destino que ocupan los agentes en determinadas unidades

Formación de guardias civiles EUROPA PRESS
Formación de guardias civiles EUROPA PRESS FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

El Gobierno se ha opuesto a incluir en sus Presupuestos Generales del Estado la enmienda presentada por Coalición Canaria en la que solicitaba el reconocimiento a los guardias civiles el derecho a recibir el complemento denominado R3 territorialidad que perciben los miembros del Cuerpo de Policía Nacional, según informa la AUGC.

La enmienda presentada recordaba que, en el acuerdo entre el Ministerio del Interior, sindicatos de Policía Nacional y asociaciones profesionales de la Guardia Civil, se pretendía alcanzar la equiparación salarial de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los cuerpos policiales autonómicos que desarrollan funciones similares.

“Sin querer entrar a valorar la consecución de dicho objetivo, de lo que no cabe duda es que las retribuciones que perciben los miembros de la Guardia Civil y las que perciben los miembros de Policía Nacional, deberían ser idénticas dada la naturaleza de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”. “Excepción hecha de la naturaleza militar de la Guardia Civil, existe una manifiesta identidad entre las funciones que realizan ambos cuerpos, identidad que debe trasladarse al aspecto retributivo. Sin embargo, los miembros de Policía Nacional tienen reconocido desde el año 1995 un complemento retributivo denominado R3 territorialidad que no se ha reconocido” a la Benemérita.

Retribuye la especial penosidad de ciertas zonas geográficas, por su situación, carga de trabajo o alto coste de la vida, y establece una cuantía mensual variable según el territorio que se percibe linealmente (sin distinción entre los diferentes empleos). “Resulta incuestionable que los guardias civiles que se encuentran destinados en Unidades ubicadas en esas zonas geográficas se ven afectados por las mismas circunstancias de penosidad que los miembros de la Policíal Cuerpo de Policía Nacional, y por ello resulta incomprensible el rechazo mostrado por un Gobierno que se autoproclama progresista; y que en su acuerdo de coalición estableció como punto primero la lucha contra la desigualdad laboral”.