Nace Neos, la alternativa cultural para combatir el «suicidio histórico» de España

Busca sumar a todos los que piensan igual para pasar a la acción y frenar la crisis de civilización

Jaime Mayor Oreja, Íñigo Gómez-Pineda, Alfonso Bullón de Mendoza, Francisco Vázquez, María San Gil y José Antonio Ortega Lara durante la presentación de la alternativa cultural Neos
Jaime Mayor Oreja, Íñigo Gómez-Pineda, Alfonso Bullón de Mendoza, Francisco Vázquez, María San Gil y José Antonio Ortega Lara durante la presentación de la alternativa cultural Neos FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

Dar luz, aportar argumentos y hacer ver a la sociedad que es preciso actuar. Neos, la alternativa cultural que pretende aunar esfuerzos y sumar a personas e instituciones para lograr una «regeneración moral y política de España» ha presentado hoy su plataforma en sociedad.

Impulsada por el exministro del Interior, Jaime Mayor Oreja; la exlíder del PP, María San Gil, el exalcalde de La Coruña, Francisco Vázquez, el presidente de la Fundación Villacisneros, Íñigo Gómez-Pineda o el presidente de la Fundación Ángel Herrera Oria, Alfonso Bullón de Mendoza.

entre otros, apuestanpor movilizar a millones de españoles ante la batalla que hoy se libra «entre fundamentos y relativismo». Y es que, destacan, no se trata de una mera batalla entre ideologías políticas, sino que, según su diagnóstico se trata de un «proyecto totalitario de ingeniería que pretende destruir el orden social, llevándonos al desorden absoluto». Por ello advierten de la necesidad de crear una alternativa cultural para combatir el ataque al que millones de españoles y europeos estamos sometidos «por un frente organizado que pretende destruir nuestras convicciones y valores más esenciales». Dicho ataque proviene de un «proyecto cultural totalitario, expresión de un relativismo extremo, en el que los conceptos del bien y del mal no existen».

El reto de Neos, a partir de ahora, será sumar esfuerzos, a personas e instituciones.

«Parece como si la sociedad hubiera perdido el norte», destacan desde la nueva plataforma cultural Neos (que constituye las siglas de norte, sur, este y oeste) y busca ser la «brújula» que debe ayudar «a recobrar la dirección perdida, señalando siempre la verdad y el verdadero norte». «Existe otra manera de entender el mundo, porque no todo vale», subrayan. Asumen la responsabilidad de convertirse en esa referencia y referente para plantar cara al relativismo y a la destrucción del orden social que trata de imponerse hoy en España y en el mundo.

El exministro del Interior, Jaime Mayor Oreja durante la presentación de la alternativa cultural Neos.
El exministro del Interior, Jaime Mayor Oreja durante la presentación de la alternativa cultural Neos. FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

No son un partido político, pero «sí aspiramos a influir en los partidos creando vínculos y espacios de entendimiento».

Entre sus objetivos están el de llevar a cabo algunas acciones que ya han sido desarrolladas por algunos de los grupos de trabajo integrados en Neos. Entre ellos destacan la preparación de una estrategia y un programa en defensa de la Corona, la definición de una estrategia contra la autodeterminación, contacto y coordinación con todas las asociaciones defensoras de la lengua en las comunidades autónomas, desarrollo del concepto de nación más allá de la referencia constitucional, protección de la libertad religiosa en el mundo occidental y en Europa en particular, análisis de las restricciones de la libertad religiosa durante la pandemia o análisis sobre la repercusión de la Ley Macron sobre el islam en Francia. También trabajarán en un argumentario frente a la Ley de Memoria Democrática siguiendo la pauta crítica a la Ley de Memoria Histórica. Además, buscan alentar iniciativas sobre la inconstitucionalidad de la Ley de Eutanasia, el lanzamiento de una iniciativa legislativa popular por un plan integral de cuidados paliativos o la constitución de la asamblea por la Vida la Dignidad y la libertad y la defensa de la familia.

A lo largo de la presentación de Neos se fueron proyectando diferentes vídeos para explicar el porqué nace la plataforma cultural. Se proyectaron las palabras del coordinador de Sortu, Arnaldo Otegi donde aseguraba que España tiene que estar “rota”. Recordaron los pactos del Gobierno con Podemos, las palabras de la ministra de Igualdad, Irene Montero, hablando de la “identidad de Género”, el “los hijos no pertenecen a los padres” de la exministra de Educación Isabel Celaá o el discurso del exministro de Sanidad, Salvador Illa cuando subrayó el “avance” que suponía la ley de eutanasia.

La presentación contó con un gran número de personalidades, intelectuales y representantes de universidades, partidos políticos y fundaciones, asociaciones y organizaciones empresariales. Entre ellos se encontraba la expresidenta de la comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, el diputado de Vox, Agustín Rosety o el funcionario de prisiones, José Antonio Ortega Lara -secuestrado por la banda terrorista ETA durante 532 días- y quien fue ovacionado por el auditorio.

Mayor Oreja destacó la importancia de la «defensa de la verdad» ante la imposición de ideas de lo que está pasando en España y así «provocar un cambio de actitud». La plataforma busca sumar a los que piensan igual para evitar la «obsesión enfermiza» de los que buscan «destruir la concepción cristiana». Dijo que «no podemos ser cómplices ante la transformación de esta sociedad» y oponerse al suicidio histórico» que supone. «No podemos seguir escondidos y silentes» porque ese «no es el camino de España y su regeneración».

Contra el adoctrinamiento ideológico

Francisco Vázquez dijo que “nunca se imaginó que a estas alturas de su vida tendría que levantar su voz para denunciar que muchas libertades vuelven a estar amenazadas en España. No soy equidistante, estoy donde siempre estuve”. El socialista exalcalde de La Coruña dice que son “otros” los que se han alejado del espacio común de la democracia, el respeto a la verdad, el derecho a la vida, la unidad de España y la permanencia con un proyecto histórico que “no son exclusivos, ni de izquierdas ni de derechas”, dijo. Subrayó la importancia de crear una gran opinión pública y hacer conscientes de que “unas minorías imperantes” tratan de decirnos cómo vivir convirtiendo a la mayoría silente en “sometidos”. Criticó que se construyan fronteras con las lenguas y defendió que se debe tolerar las demás ideas pero que “no renunciar a las propias”.

María San Gil cerró el acto “agradecida, orgullosa y esperanzada”. Mostró su gratitud a los que con sus aportaciones económicas han hecho posible poner en marcha Neos. También se refirió al trabajo intelectual de los responsables de grupos de trabajo por su “esfuerzo y tiempo” y dijo sentirse “orgullosa” por formar parte de ese proyecto.

El Gobierno está poniendo en riesgo los cimientos que son de nuestra sociedad” y aseguró que los que formamos Neos “planteamos una corriente cultural abierta para dar una respuesta firme y contundente de lo que está sucediento en España”.