La Armada inicia contactos con Estados Unidos para prolongar la vida del Harrier hasta 2030

A partir de 2028 España será el único en el mundo con el AV-8B+ todavía en vuelo. El plan es comenzar ese año con la retirada progresiva de la flota

Caza de combate Harrier en la cubierta del LHD Juan Carlos I
Caza de combate Harrier en la cubierta del LHD Juan Carlos I FOTO: Armada

La Armada española necesita prolongar la vida operativa de sus 12 cazas AV-8B+ Harrier de la Novena Escuadrilla de Aeronaves y, para ello, mantiene conversaciones con el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos (USCM, por sus siglas en inglés), con el objetivo de que sigan activos hasta 2030.

Según ha explicado la Armada a Infodefensa.com, a través de la Oficina Conjunta de Programa (JPO) “ha iniciado contactos para una posible extensión del actual memorándum de entendimiento (MOU) desde 2024 hasta 2028, para así contar con los beneficios del paraguas que aporta este programa cooperativo, en este caso, con el USMC”.

El avión Harrier forma parte de un programa entre tres países, Estados Unidos, a través del cuerpo de Marines, Italia (Marina Militar) y España (Armada), sustentado por un MOU, vigente hasta 2024. La participación en el programa y el MOU, recuerda la Armada, aseguran que el avión Harrier continúe siendo un sistema táctico viable al proporcionar soluciones al sostenimiento de la plataforma, a los elementos que van quedando desfasados, y a la vez, posibilitar distintas actualizaciones de los sistemas del avión.

Tanto el USMC como la Marina italiana han empezado ya una transición del avión Harrier al F-35B, aunque cada una con distintos horizontes en su implantación que tienen su efecto en la baja de sus AV-8B+. Mientras que Italia tiene planeado dejar de volar el Harrier a finales del 2024, el USMC lo hará en el año 2028. “Este hecho asegura el apoyo a la flota de estos aviones hasta ese momento”, destaca la Armada.

Retirada de los aviones a partir 2028

Si las negociaciones salen adelante, la Armada española garantizará el sostenimiento del avión hasta 2028. Ese año, España será el único en el mundo con el AV-8B+ todavía en vuelo. A partir de esa fecha, el plan es comenzar con la retirada progresiva de la flota, que finalizaría en el año 2030.

Es de sobra conocido que la Armada apuesta, al igual que la Marina italiana y el USMC, por el F35B -la versión de despegue corto y aterrizaje vertical- para reemplazar a sus Harrier, la única solución que existe en el mercado para mantener la capacidad de despliegue de aviones de combate desde el LHD Juan Carlos I, su buque insignia.

La Armada ha precisado recientemente a preguntas de este medio que sus necesidades pasan por la compra de un lote de 12 F-35B como máximo para sustituir a la flota de igual número de Harrier. Por el momento, lo único que ha hecho España es solicitar información a través de una RFI a Lockheed Martin, fabricante del avión.

Novena Escuadrilla de Aeronaves

La Novena Escuadrilla de Aeronaves, ubicada en la base naval de Rota (Cádiz), es la responsable de las operaciones de estos cazas de despegue corto y aterrizaje vertical (Stovl, por sus siglas en inglés) que actúan sobre la cubierta del portaaeronaves Juan Carlos I. La unidad cuenta con 12 monoplazas AV-8B+ Harrier y un TAV-8B biplaza para adiestramiento.

En marzo de este año, la unidad recibió un nuevo TAV-8B, procedente del USMC. Esta unidad fue adquirida tras quedar fuera de servicio el único caza de esta versión del que disponía la unidad para adiestrar a pilotos de sus cazas Harrier. Para mantener esta capacidad, explicaron entonces desde la Armada a Infodefensa.com, “hemos gestionado su sustitución por otro doble, solo que con una turbina 408, que son las que actualmente tiene la comunidad Harrier, apoyadas y en servicio”.