Fiscales contestan a Garzón que es un “ataque insólito” a la carrera su intromisión en el caso Stampa

La Asociación mayoritaria responde con “estupor” a la carta enviada por el despacho del exjuez en la que amenazaba con denunciar por haber solicitado a Dolores Delgado datos secretos

Julian Assange extradition Trial
El exjuez Baltasar Garzón FOTO: NEIL HALL EFE

La polvareda levantada a raíz del “caso Stampa” en la Fiscalía General del Estado sigue acumulando material. Después de que irrumpiera en escena el despacho de abogados del exjuez Baltasar Garzón con la amenaza de denunciar a la Asociación de Fiscales (AF) por haber pedido información secreta a Dolores Delgado, estos acaban de hacer pública su respuesta. La asociación mayoritaria en la carrera considera un “ataque insólito” al Consejo Fiscal y a la propia carrera que el bufete de ILOCAD S.L. califique de ilegítima su solicitud para saber si Garzón está detrás de las defensas de alguno de los imputados en el proceso de Tándem, o caso Villarejo, y, por tanto, si esto tuvo algo que ver con la no renovación del fiscal Ignacio Stampa en su puesto de instructor de esa causa.

“Nos han causado estupor los términos de dicha comunicación”, explican en su contestación y aclaran al exjuez que confunde a los consejeros electivos del Consejo Fiscal de la asociación -el órgano asesor de Dolores Delgado y que votó que Stampa no continuara en la Fiscalía Anticorrupción- con la propia asociación. Por eso señalan, que han sido los consejeros, que son “elegidos democráticamente”, los que por escrito han pedido un listado de los abogados de Tándem para saber si, como dice Stampa, Delgado (que es la actual pareja del exjuez) tenía intereses “personales” en la causa. Éste defiende que la mano derecha de Delgado maniobró para dilatar una investigación que había abierta contra él.

De hecho, Stampa ha emprendido un camino en los tribunales para demostrar este extremo y la Asociación de Fiscales ha iniciado una senda paralela en el seno de la Fiscalía General del Estado para acceder al expediente de esta investigación a Stampa. Una solicitud “legítima” que “se incardina” en las funciones del Consejo Fiscal, defiende la AF, y que fue solicitada precisamente porque Dolores Delgado había incluido en el punto del día de la reunión (el pasado 24 de noviembre) tratar el “caso Stampa”.

“Precisamente ILOCAD es quien carece de legitimación para interferir en el funcionamiento interno de un órgano del Ministerio Fiscal, y mucho menos para solicitar de una asociación profesional sus actas ni copias certificadas de sus reuniones, debates y votaciones internas”, aclaran. En el burofax que el despacho de Garzón envío pedía exactamente estos documentos y amenazaba con emprender acciones legales por el daño reputacional que se estaba haciendo a sus letrados y el “evidente perjuicio económico” producido. La actual pareja de Delgado salía en defensa de la Fiscal General aclarando que ella no tiene por qué saber quién está personado en Tándem y que, además, la AF no podía pedir “datos profesionales de abogados, vulnerando con ello el derecho al secreto profesional”.

En este nuevo cruce de acusaciones, la asociación aclara que “no acepta tales advertencias” y que “en ningún caso se va a dejar amedrentar” por lo que sigue adelante con su intención de que Delgado les facilite tanto el expediente de Stampa como el listado de abogados personados en el caso de Villarejo. Todo ello, además de la dimisión de la Fiscal General del Estado, que también la han pedido.