Guardias civiles denuncian que la Dirección General compra sólo 9.000 linternas para 75.000 agentes

“Mientras un agente ilumina, el otro tiene que intuir el camino a seguir o utilizar las viejas, que ya no dan luz”

CONTROLES CARRETERAS MADRID
Control nocturno de la Guardia Civil EFE / Victor Lerena. FOTO: Víctor Lerena EFE

Adquisición de 9.000 linternas “tácticas” para 75.000 agentes, cifra claramente desproporcionada, que se une a otras deficiencias que denuncia la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC). Las linternas actuales, debido a su antigüedad y el uso continuado que se les da, han perdido luminosidad y tiempo de carga, con la consiguiente pérdida de eficacia para el servicio.

“Consideramos que la Guardia Civil racanea otra vez a sus trabajadores. ¿9000 linternas para 75.000 agentes? Las cuentas siguen sin salir. Las patrullas son de dos, así que como mucho podrían tener una única linterna (contando con que sigan utilizándose las viejas claro) por patrulla. Es decir que, para la Dirección General , en un aviso con que un agente vea por donde va y el otro lo intuya es más que suficiente”, subraya la asociación..

Agrega que “lo mismo ocurre con el spray de defensa personal, donde tampoco tenemos suficientes para todos los miembros. Claro que tal vez la Dirección General lo hace para que, mientras un miembro de la patrulla lleva la linterna, el otro esté ojo avizor para defender a su compañero con el spray”.

“Otra vez más --se queja la AEGC-- los guardias civiles vamos por detrás: mientras el resto de cuerpos policiales ya salen de sus academias con chalecos antibalas individuales, nosotros los compartimos; mientras ellos tienen de dotación personal las linternas, nosotros las compartimos; y mientras otros tienen la formación suficiente para poder utilizar las defensas extensibles nosotros seguimos esperando”.

“Esta es la seguridad que la Guardia Civil y el ministerio del Interior quiere para sus funcionarios y este es el modelo de seguridad de tercera que quiere para la España Vaciada”.

Recuerda también que “la normativa de riesgos laborales establece que la administración tiene que proporcionar a los guardias civiles los equipos de protección especial adecuados para desempeñar con seguridad sus funciones, así ́como a velar por el uso efectivo y correcto de los mismos”.