Garzón gasta 80.000 euros en llamar a una «huelga de juguetes»

El ministro de Consumo quiere que las familias protesten este domingo contra la publicidad sexista

Consumo inició en octubre una campaña para luchar contra los “estereotipos de género en la publicidad de los juguetes”. Para ello licitó un contrato de hasta 80.000 euros con el objetivo de sensibilizar a la ciudadanía española sobre la presencia de estereotipos de género en la publicidad de juguetes en España, así como sensibilizar sobre los estereotipos de género presentes en la decisión de compra de juguetes.

Una campaña que ha dado comienzo este jueves, en plena campaña navideña para las industrias jugueteras, y que se salda con una polémica «huelga de juguetes» ideada por Consumo con el objetivo de convocar a los padres y madres para que se movilicen presencialmente o virtualmente este domingo 12 de diciembre con el objetivo de que las familias se unan a la reivindicación del ministerio de Consumo para sensibilizar sobre el problema que supone –a su juicio– que a los juguetes solo les dejen jugar con la mitad de la población infantil y concienciar de que «jugar no tiene género».

«Nosotros, aunque seamos de plástico o de peluche, también tenemos nuestro corazoncito. Ha llegado el momento de decir basta, de reivindicar nuestro derecho a jugar con el 100% de los niños y de las niñas, no con el 50», explican en el videocomunicado lanzado ayer en las redes sociales bajo el hasthag #HuelgaDeJuguetes. Este es uno de los videos para los que el ministerio solicitó la licitación de un contrato económico para elaborar un proyecto con el que concienciar a los publicistas de los supuestos estereotipos de género que supuestamente dañan a los menores. Además, se marca como público objetivo del video a los «padres y madres con niños o niñas de entre 6 y 12 años».

Huelga presencial y telemática

Así, el ministerio de Consumo que dirige Alberto Garzón enarbola una nueva polémica con el fin de luchar contra los “estereotipos de género en la publicidad de los juguetes”. Una campaña que llega en plena Navidad y que recuerda a la campaña infantil que promovió hace un año el Ministerio de Igualdad en la que sentenciaba que el color rosa “oprime” y “reprime” a las niñas.

Según los estudios que recoge el ministerio -un informe sobre estereotipos y roles de género en la publicidad de juguetes elaborado por el Instituto de las Mujeres en 2020-, que el 38,5 % de anuncios de juguetes” muestran a las niñas arquetipos femeninos de belleza o de cuidadora y madre/esposa”, el 34 % de los anuncios relacionados con profesiones y dirigidos a niñas se asocian con el sector de peluquería y estética; de los dirigidos a niños, el 50 % lo hace con la actividad de piloto, policía o militar/policía y que el 11 % de los anuncios de juguetes sexualiza a las niñas.

El ministerio defiende en sus redes sociales que “jugar no tiene género” y que “las cocinitas, los coches de carreras, los bebés llorones o los balones de fútbol quieren jugar tanto con niños como con niñas”. La huelga que tendrá lugar este domingo 12 de diciembre se realizará desde las once a las doce de la mañana y consiste en publicar una foto de los juguetes de los niños con el hasthag de la campaña o acudiendo al acto organizado por Consumo en el Teatro de Títeres del Parque de El Retiro, en Madrid.