Sánchez y el Debate del Estado de la Nación... sin fecha

Casi siete años después del último y ante la exigencia del PP lo anuncia para el primer semestre de 2022

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la ceremonia de clausura de Los Diálogos sobre el Futuro en el marco de la Agenda España 2050
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en la ceremonia de clausura de Los Diálogos sobre el Futuro en el marco de la Agenda España 2050 FOTO: EUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

Siete años sin celebrarse y la cada vez mayor presión de la oposición parecen haber surtido efecto. El Debate del Estado de la Nación estaría más cerca de materializarse, aunque todavía se desconoce su fecha exacta. La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, aseguró ayer que el pleno de política general, considerado el más importante del año después del de los Presupuestos Generales del Estado, se celebrará antes del próximo verano. Con este anuncio, el Gobierno toma aire, aunque mañana tendrá que dar más detalles al líder de la oposición Pablo Casado que, precisamente, en la sesión de control de los miércoles preguntará a Pedro Sánchez sobre la fecha de su celebración.

En una entrevista en La Sexta, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, aseguró que se llevará a cabo «en el próximo periodo de sesiones», lo que significaría que el debate se celebraría entre febrero y junio. Tal y como indicó la portavoz, una vez que «la normalidad» tras la pandemia se ha instaurado, el Gobierno está listo para dar la cara. «En esa recuperación de la normalidad–comentó la portavoz– tenemos Presupuestos Generales del Estado, tendremos una legislatura de cuatro años y, en el próximo periodo de sesiones, tendremos un Debate de la Nación».

El Debate sobre el Estado de la Nación sirve para que el líder del Ejecutivo, en este caso Pedro Sánchez, haga balance de la gestión y ponga sobre la mesa las líneas generales de lo que piensa realizar en el siguiente. Sin embargo, lleva siete años sin celebrarse debido a las sucesivas repeticiones electorales, primero, y por la pandemia, después. A pesar de que podría convocarlo cuando quiera, Sánchez sigue retrasándolo a la espera del momento más oportuno, que a tenor de las palabras de la portavoz, sería a partir de febrero, una vez que la vacunación de los menores y la tercera dosis para adultos esté normalizada, y por otro lado, las cuentas de 2022 estén ya en vigor. Además, habrá que sumar el maná de los fondos europeos con los que el Gobierno confía en apuntalar la recuperación económica, siempre y cuando haya un buen uso de estos recursos. Durante todo este tiempo, el Ejecutivo había justificado el retraso de la convocatoria alegando que Pedro Sánchez había comparecido cada 15 días para explicar la evolución de la pandemia durante el primer estado de alarma en marzo de 2020, una excusa que no convencía a una oposición que miércoles tras miércoles reclamaba su celebración.

El reglamento de la Cámara no obliga a convocarlo, ni tampoco está regulado en la Constitución, sin embargo, es una tradición instaurada por Felipe González en 1983. En este sentido, cuando el presidente Sánchez lo anuncie será el mandatario que más tiempo dejará pasar antes de convocarlo: más de 750 días, suponiendo que lo celebre a principios del próximo mes de febrero. No obstante, si tal como publicó este periódico, el Ejecutivo planea celebrarlo en junio, coincidiendo con el tercer aniversario de la moción de censura a Mariano Rajoy, habrían pasado 875 días desde que Sánchez fuera investido presidente del Gobierno.