Muere el teniente fiscal del Tribunal Supremo Juan Ignacio Campos

El fiscal era el “número dos” de Dolores Delgado y estaba a cargo de las pesquisas sobre el Rey Juan Carlos I

El fiscal Juan Ignacio Campos antes de que tomase posesión como Fiscal de Sala Delegada contra la Violencia sobre la Mujer María Soledad Cazorla Prieto.
El fiscal Juan Ignacio Campos antes de que tomase posesión como Fiscal de Sala Delegada contra la Violencia sobre la Mujer María Soledad Cazorla Prieto. FOTO: Juan M. Espinosa EFE

El teniente Fiscal del Tribunal Supremo Juan Ignacio Campos ha fallecido este miércoles a los 71 años de edad. El fiscal había pedido el retraso de su jubilación para poder seguir al frente de las diferentes investigaciones que llevaba, entre ellas, las del Rey Juan Carlos I. Campos venía arrastrando una larga enfermedad desde hace meses, si bien la muerte ha sorprendido a su entorno porque esta misma mañana había acudido a trabajar a la sede de la Fiscalía General del Estado. Es fiscal desde 1977 y actualmente actuaba como “número dos” de Dolores Delgado.

La Fiscalía General del Estado ha emitido un comunicado explicando que el fallecimiento se ha producido en su domicilio esta tarde y remarcando la gran “profesionalidad”, “discreción”, “lealtad” y “honestidad” de Campos. “Uno de los mejores penalistas de este país. De talante conciliador y comprometido con el servicio público”.

Había trabajado en la Audiencia Territorial de Barcelona y en 1982 pasó a formar parte de la Fiscalía de Madrid, de la que en 1990 fue nombrado Teniente Fiscal. Se especializó en los delitos económicos y fiscales y cuando estalló el caso sobre la presunta corrupción del monarca, Delgado le encomendó el trabajo por su gran valía profesional, según ella misma subrayó. Su entorno destaca que además de un excelente fiscal “era sobre todo una buenísima persona”. En 1996 fue destinado al Tribunal Supremo y en 2005 el fiscal general Cándido Conde-Pumpido le ascendió a la categoría de fiscal jefe de Sala.

El Ministerio Público ha destacado el “talante conciliador y comprometido” de Campos, quien “deja un vacío irremplazable en la Fiscalía española y un legado imborrable para todos los fiscales”. “Los compañeros le querían mucho”, indican fuentes del alto tribunal. Fue preparador de oposiciones durante muchos años y la propia ministra de Justicia, Pilar Llop, fue alumna suya, recuerdan fuentes de su entorno. “Sus alumnos le quieren muchísimo”.

En su dilatado currículum cuenta con casos como el de Terra Mítica, el caso Gürtel, el caso Nóos o el caso Malaya. En 2017 el fiscal general José Manuel Maza decidió confirmarlo como fiscal jefe de la Sala Penal del Tribunal Supremo y en 2020 Campos sustituyó a Luis Navajas como teniente fiscal del alto tribunal, puesto que ocupaba hasta ahora.

Este ciudadrealeño pertenecía a la Unión Progresista de Fiscales de la que también es miembro Delgado y que ha escrito en la cuenta de Twitter: “estamos consternados por el fallecimiento de nuestro compañero”. También la Asociación de Fiscales ha querido trasladar el pésame a los familiares y amigos de Campos.