Asturias despierta al “Dragón”: comienza la fabricación del blindado estrella del Ejército

Las primeras unidades del futuro vehículo de combate 8x8 saldrán de la factoría de Trubia en la segunda mitad de 2022

Uno de los prototipos del 8x8
Uno de los prototipos del 8x8 FOTO: Julio Muñoz EFE

Como si de su terrible homólogo se tratara, el “Dragón” ha empezado a asomar la cabeza entre niebla y chorros de agua en una tierra donde la mitología se da la mano con la modernidad: Asturias. Allí los dragones se llaman cuélebres, y como éste, también empiezan su vida en el agua, en los ríos, hasta que se hacen tan grandes que deben emigrar a la mar. Pero este “Dragón” es diferente: Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8, reza su nombre. Y su nacimiento ha sido un tanto especial: un botón apretado a cuatro manos que ha hecho rugir a una inmensa máquina de agua a presión ha cortado la primera plancha del que será el blindado estrella del Ejército de Tierra.

Este importante y esperado hito ha tenido lugar esta mañana en una factoría con más de 200 años de historia: Trubia que, como queriendo hacer honor a mitos y leyendas, se hacía hasta difícil de encontrar entre la cerrada niebla asturiana. Arranca así la fabricación de un vehículo prioritario para las Fuerzas Armadas y que ha superado numerosos retrasos y contratiempos

Si todo sale según lo previsto, la línea de producción de la factoría trubieca de Santa Bárbara Sistemas-General Dynamics European Land Systems (SBS-GDELS) estará a pleno rendimiento a principios de 2022 y tendrá listas las primeras siete barcazas del vehículo llamado a convertirse en el buque insignia del Ejército de Tierra en el segundo semestre del año.

El almirante Santiago Ramón González, Enrique Fernández, Juan Escriña y el teniente general Fernando Miguel García y García de las Hijas activan el botón que pone en funcionamiento el corte de la primera plancha del 8x8
El almirante Santiago Ramón González, Enrique Fernández, Juan Escriña y el teniente general Fernando Miguel García y García de las Hijas activan el botón que pone en funcionamiento el corte de la primera plancha del 8x8 FOTO: ELOY ALONSO EFE

La sonrisa más grande durante el acto era posiblemente la del anfitrión, Juan Escriña, orgulloso director general de GDELS-Santa Bárbara Sistemas. Él mismo lo reconocía en su intervención: “El inicio de la fabricación de un nuevo vehículo es siempre un proyecto ilusionante”. Y más con un proyecto que será el eje vertebrador del Ejército de Tierra. “El VCR 8x8 Dragón está llamado a marcar un hito para nuestras Fuerzas Armadas y para nuestra industria, y todos los que participamos en él nos sentimos muy orgullosos”, afirmó.

El director de SBS no estaba solo, a su lado sonreían tan orgullosos o más que el anfitrión los otros tres encargados de apretar el botón mágico. Si Escriña representaba a la parte industrial, por la política estaba el consejero de Industria, Empleo y Promoción Industrial del Principado de Asturias, Enrique Fernández; por el Ministerio de Defensa el director general de Armamento y Material, almirante Santiago Ramón González Gómez; y por el Ejército de Tierra el jefe del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE), teniente general Fernando García y García de las Hijas. Los cuatro a una.

Y todos tuvieron unas palabras. Empezó Escriña, pero pronto cedió el testigo a Fernández, que habló de un esperado “Dragón” y se remontó a la Nochebuena de 2019 para recordar los desencuentros que había en esas fechas y el esfuerzo que se hizo entonces en pro de “la confluencia de fuerzas y voluntades” de todos los actores “que quisieron hacer posible que esa tecnología pudiera elaborarse en España y sirviera para estimular a la industria española”. El consejero afirmó que “mereció la pena”, apuntaló su opinión en el hecho de que hoy haya comenzado la fabricación y se felicitó por lo que supondrá para Trubia: “300 empleos directos, una inversión de 2.000 millones y una carga de trabajo para los próximo siete años”. Para el consejero, se trata de “una gran noticia para la industria asturiana, que le vaya bien a Santa Bárbara significa que le va ir bien a Oviedo, a Asturias y a España”.

El teniente general Fernando Miguel García y García de las Hijas habla con la diputada Zaida Cantera
El teniente general Fernando Miguel García y García de las Hijas habla con la diputada Zaida Cantera FOTO: ELOY ALONSO EFE

El teniente general García y García de las Hijas insistió en la importancia de este programa, al que calificó de “columna vertebral de lo que llamamos Fuerza 2035″. El general señaló el 8x8 como “motor para situar la fuerza terrestre en la vanguardia tecnológica con el fin de reforzar el Ejercito de Tierra y las Fuerzas Armadas como pilar fundamental de la defensa nacional”. No obstante, García de las Hijas recordó que “queda por delante mucho trabajo”, aunque reconoció que hoy es día de celebración ante “el arranque de un programa tan deseado”.

El encargado de cerrar el turno de intervenciones fue el almirante González, que se centró en lo que aportará el vehículo al soldado y a la sociedad. Según el director general de Armamento y Material, la importancia del “Dragón” radica principalmente en “la seguridad que va a aportar a nuestros soldados que van a ser los usuarios finales de este sistema”. Pero para el almirante la repercusión de este vehículo no se queda solo ahí, sino que también afectará en positivo a la industria de defensa nacional, “puesto que va a servir para mantener ese alto tecnológico que necesitamos con los tiempos que corren con el avance tan rápido de las nuevas tecnologías”.

González mostró una visión más amplia al recalcar que un proyecto de esta envergadura es como una reacción en cadena. Según explicó, la producción del “Dragón” en territorio nacional también tiene un beneficio social como fijador de empleo, de “ese talento que necesitamos que se quede en España y que ayudará a nuestra industria de defensa lo que, a su vez, servirá para apoyar a esas Fuerzas Armadas que son las garantes de la seguridad de todos los españoles”, resumió.

Un año de trabajos previos

Ha sido un gesto sencillo, apretar un botón, un simple movimiento que esconde todo un año de preparativos. Meses en los que SBS ha remodelado la factoría trubieca y ha instalado desde nuevos robots de soldadura, equipos de corte y viraje de gran precisión hasta un edificio de vestuario para medio millar de personas. No es para menos, la puesta en marcha de la cadena de producción del “Dragón” ampliará la plantilla de la fábrica asturiana de los 720 a los 900 trabajadores.

Máquina que ha cortado la primera plancha
Máquina que ha cortado la primera plancha FOTO: ELOY ALONSO EFE

Los preparativos de SBS no se han ceñido únicamente al espacio, un grupo de ingenieros han sido enviados a Kreuzlingen (Suiza) para estudiar las líneas de trabajo, productos y fórmulas de producción del los blindados sobre ruedas. El centro suizo es la sede de Mowag, filial de GDELS, donde se fabricaron los primeros prototipos del “Dragón” y propietaria de la patente de la que salió el “Piraña V”, plataforma en la que se basa el futuro blindado 8x8.

En total, desde el inicio de los preparativos en 2020 y hasta 2023, SBS invertirá en la modernización de la fábrica de Trubia 14 millones de euros que se destinarán principalmente, según la propia empresa, “a la adquisición de maquinaria de última tecnología que la reforzará como referente industrial europeo”.

Escriña, Fernández, González y García de las Hijas estaban frente a las cámaras pero no estaban solos. Frente a ellos, en un corralito como el de la prensa para garantizar su seguridad en un entorno fabril como el de Trubia, estaban el resto de autoridades.

Los locales estaban representados por el alcalde de Oviedo, Alfredo Canteli; y la delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa. Los nacionales por los diputados Zaida Cantera, portavoz del PSOE en la comisión de Defensa del Congreso, y Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu. Los industriales tenían allí al presidente de Tedae, Ricardo Martí Fluxá, y el director general de Tess Defence, Luis Mayo, que es la empresa que hará el 8x8, junto a los máximos representantes de su consejo de administración: Ignacio Mataix y Manuel Escalante por parte de Indra Sistemas; Ibón Aperribay y Joaquín Esteban por parte de Sapa Placencia, y Ángel y Javier Escribano por Escribano Mechanical & Engineering.

Tess Defence, un Airbus para Tierra

SBS forma parte, junto a Indra, Sapa y Escribano, de Tess Defence, una empresa creada por y para el “Dragón” pero que nace con la vocación de convertirse en el referente del segmento terrestre al igual que Airbus lo es en el aeroespacial o Navantia en el naval. La propia compañía, creada a mediados de 2020 y que acaba de lanzar su propia web, ha explicado que su misión fundacional es convertirse en un ”claro ejemplo de colaboración industrial en el sector defensa, con el firme objetivo de salvaguardar capacidades estratégicas españolas mediante la gestión de programas competitivos que contribuyan al interés nacional”.

La empresa pretende ir “más allá de sus propios accionistas” y convertirse en un ”canal de participación de la industria nacional en los programas terrestres internacionales”. Es decir, aunar bajo su paraguas a la pequeña y mediana industria de defensa española para poder competir contra los más grandes en todo el mundo.

En paralelo al inicio de la producción del “Dragón”, el Ejército de Tierra y Tess Defence ya han puesto en marcha la oficina de apoyo al ciclo de vida del VCR 8x8, como recogió Infodefensa.com. Este ente jugará un papel fundamental en el mantenimiento del blindado. No hay que olvidar que el coste del programa se eleva hasta los 3.800 millones si se tiene en cuenta, además de la compra, el mantenimiento, según las estimaciones.

Durante su intervención en Trubia, Escriña habló de este objetivo de Tess y lo justificó en base a “los cambios que se están produciendo a nivel europeo”. Unos cambios que, según Esriña, “demandan un proceso de reflexión sobre cuáles son nuestras fortalezas, en qué podemos ser competitivos globalmente y cómo debemos posicionarnos para seguir siendo referentes en el futuro”. El director de SBS aprovechó el escenario para hacer un llamamiento a toda la industria: “No debemos tener miedo a los cambios para beneficiarnos del nuevo ciclo de innovación y transformación que se abre delante de nosotros”.

Programa 8x8

El contrato del “Dragón” fue firmado en agosto de 2020 por un importe total de 2.100 millones de euros, de los que 1.200 ya han sido aprobados, para el suministro de los primeros 348 VCR 8x8 entre 2022 y 2027.

Blindado 8x8 "Dragón"
Blindado 8x8 "Dragón" FOTO: Infodefensa

El “Dragón” no es solo un vehículo, para la industria nacional supone un salto importante, tanto a nivel tecnológico como de concepto. Escriña fue muy claro en este sentido: “El VCR 8x8 representa no solo nuevas capacidades y mejor protección para nuestros soldados, sino también un salto tecnológico muy significativo. Debe servirnos como palanca de transformación”.

Tess Defence será responsable del desarrollo y suministro del nuevo blindado, columna vertebral de la futura “Fuerza 35″, y también del apoyo logístico integrado al vehículo y del soporte a la evolución del sistema.

Del total de 348 vehículos previstos, 240 unidades serán de la denominada configuración completa y los restantes 108 vehículos de la configuración simple. Tras entregar las primeras unidades durante la segunda mitad de 2022, el calendario inicial que maneja el Ministerio de Defensa contempla la llegada de 34 vehículos en configuración completa en 2023; 70 vehículos en configuración completa y uno en simple en 2024; 81 en configuración completa y nueve en simple en 2025; 48 vehículos en configuración completa y otros 46 en simple en 2026; y 52 vehículos en configuración simple en 2027.

El “Dragón” será el buque insignia de la futura Fuerza 35 del Ejército de Tierra. Está concebido para proteger al soldado en combate y su llegada permitirá paliar esa carencia al sustituir la flota de BMR del Ejército de Tierra, obsoleta después de cuatro décadas de servicio. También permitirá jubilar a los veteranos Transportes Oruga Acorazados (TOA), vehículos diseñados en los años 60 a los que ya les ha llegado la hora de pasar a la reserva. Ni uno ni otro son vehículos que destaquen ni por su tecnología ni por su capacidad de proteger a los que van dentro, el Dragón sí. Ahora hay que ver si, como el cuélebre asturiano, cuida de sus tesoros con la fiereza de la más grande de las bestias míticas.