El Gobierno aprueba gastar 1.185 en la modernización de los helicópteros de combate Tigre del Ejército

El Consejo de Ministros ha autorizado extender la vida útil de los aparatos de 20 a 40 años y aumentar sus capacidades para poder cumplir las misiones que se asignen más allá de 2035

Uno de los helicópteros «Tigre» del Ejército de Tierra
Uno de los helicópteros «Tigre» del Ejército de Tierra

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al programa para la modernización de la flota de 18 helicópteros de ataque Tigre de las Fuerzas Aeromóviles Ejército de Tierra (Famet) a la versión Mk III. El Ministerio de Defensa dispondrá de 1.185 millones de euros para la actualización de estas aeronaves.

En este proyecto, gestionado a través de la Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamento (Occar), también están involucrados Francia y Alemania. El objetivo es extender la vida útil de los helicópteros Tigre en servicio en los tres países de 20 a 40 años y aumentar sus capacidades para poder cumplir las misiones que se asignen más allá de 2035. El programa será lanzado en principio por España y Francia, mientras que Alemania ha pospuesto la decisión de incorporarse a finales de 2022.

El Ejecutivo, al igual que la semana pasada con el programa Halcón, ha aprobado un acuerdo por el que el Ministerio de Hacienda autoriza al Ministerio de Defensa la adquisición de compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros para llevar a cabo la modernización del helicóptero Tigre MK III.

Con este acuerdo Defensa tiene vía libre para la financiación del proyecto y para avanzar en los términos del contrato, a través de la Occar, con Airbus Helicopters, fabricante de la aeronave. En el caso español, el coste de la modernización por aparato ronda los 65,8 millones, en base al presupuesto aprobado.

Financiación de Industria entre 2022 y 2028

Pero, para el lanzamiento inmediato del programa, será fundamental un tercer ministerio, el de Industria. El departamento que dirige Reyes Maroto prefinanciará parcialmente el programa entre los años 2022 y 2028 por un importe total de 707,5 millones de euros. Es decir, Industria adelantará este dinero, un mecanismo de financiación habitual en los programas especiales de modernización para la Fuerzas Armadas. La distribución por anualidades será la siguiente: 50.683.823 euros (2022); 107.189.803 euros (2023); 82.894.255 euros (2024); 108.934.925 euros (2025); 106.372.744 euros (2026); 110.466.453 euros (2027); y 140.991.589 euros (2028).

Ensamblaje en Albacete y entregas a partir de 2030

España y Francia han acordado que el reparto de coste y de participación industrial sea en función del número inicialmente previsto de helicópteros a modernizar: un 78,83% equivalente a los 67 Tigre HADF de Francia y un 21,18% equivalente a los 18 Tigre HADE de España.

La línea de ensamblaje final de los 85 Tigre MK III estará en la factoría de Airbus Helicopters en Albacete, como adelantó en exclusiva Infodefensa.com. Las entregas de los 18 Tigre MK III españoles se producirán entre 2030 y 2034, a fin de alinear el objetivo de Fuerza 2035 del Ejército de Tierra con la conveniencia en aprovechar todo el ciclo de vida del Tigre HADE, informa Defensa.

El proyecto consiste en el desarrollo, la producción y el apoyo inicial a la entrada en servicio de esta versión final para las dos flotas, con una mejora y renovación de los sistemas y subsistemas, arquitectura de aviónica, equipos de operación y capacidades de armamento.

Defensa explica además que con el proyecto se pretende mejorar la capacidad de apoyo y ataque de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, con libertad de acción para poder integrarlas con el resto de componentes de la maniobra terrestre al objeto de poder actuar, a partir de 2035, en entornos impredecibles, dinámicos, inestables y de creciente complejidad.

Prototipo a partir de un Tigre HAP español

El prototipo del Tigre MKIII será construido sobre la base de uno de los seis Tigre de la versión HAP dados de baja por las Fuerzas Aeromóviles del Ejército (Famet). Esta flota permanece almacenada en un hangar de la base Coronel Sánchez Bilbao de Almagro en Ciudad Real.

Defensa confirmó en septiembre a este medio que uno de ellos “se utilizará como base del prototipo MKIII, y el resto se usarán como fuente de componentes para hacer nuevos motores MTR 390-E, asegurar la aeronavegabilidad continuada y la sostenibilidad de la flota HADE B2″.

Tras la retirada de los HAP, las Famet operan una flota de 18 Tigre de la versión HAD (Helicóptero de Ataque y Destrucción) encuadrados en el Batallón de Helicópteros de Ataque nº1 (Bhela 1), situado en Almagro. España recibió el último helicóptero de esta versión hace casi dos años, en enero de 2020.