Piden cuatro años de cárcel para una persona por golpear los coches de Sánchez y Marlaska en Ceuta

Los daños causados a los vehículos suman la cantidad de 252,38 euros

Varias personas se manifiestaron contra la llegada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Ceuta EFE/ Brais Lorenzo
Varias personas se manifiestaron contra la llegada del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Ceuta EFE/ Brais Lorenzo FOTO: Brais Lorenzo EFE

La Fiscalía pide hasta cuatro años de prisión al único acusado de haber propinado golpes y patadas a los vehículos oficiales en los que viajaban, a su llegada a Ceuta, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, desplazados a la Ciudad Autonoma con motivo de la avalancha de inmigrantes del pasado mes de mayo con la entrada de miles de marroquíes, muchos de ellos menores de edad. La tensión que se vivía en aquellos días era muy grande y se produjeros algunos altercados, controlados en todo momemto por las Fuerzas de Seguridad.

La petición fiscal resulta contundente y va en la línea de lo que es norma en países vecinos, como Francia, en donde una reciente agresión al presidente Macron fue inmediatamente corregida por la Justicia. En este caso, no fueron, afortunadamente, las autoridades, sino los automóviles oficiales, que pudieron continuar su camino sin ningún problema.

Al acusado se le imputan delitos de resistencia y desobediencia la autoridad del artículo 556 del Código Penal y con otro de daños del artículo 263.2.4 del mismo texto legal, informa “El Faro de Ceuta”. Asimismno, la imposición de 24 meses de multa a razón de 12 euros diarios y el abono de una indemnización a la empresa Alphabet Fleet de 252,38 euros por daños causados en uno de los vehículos camuflados.

Los hechos ocurrieron en las inmediaciones del helipuerto, a donde acudieron varias personas -unas 50, según estimó la Policía- conocedoras de que llegaba el presidente Pedro Sánchez y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

La fiscalía considera que el imputado actuó con ánimo de vulnerar el principio de autoridad y de menoscabar bienes de uso público, desoyendo reiteradamente las órdenes de los agentes policiales que se encontraban en el lugar para garantizar la seguridad y rebasando el cordón que habían desplegado para evitar precisamente el acercamiento de esos congregados a las autoridades. Al paso de los vehículos, propinó golpes y patadas a la parte delantera izquierda y ventanilla de uno de ellos.

En un principio fueron dos los investigados por estos hechos, pero solo uno ha llegado al final con una acusación en su contra formulada por el Ministerio Fiscal que dará pie a un juicio oral en el Penal, de acuerdo con las penas inicialmente solicitadas. En el caso del segundo investigado, ya se conformó al reconocer los hechos y por eso no habrá juicio contra él. Fue la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de la Policía Nacional fue la encargada de iniciar una investigación que llevó a la identificación de las personas, sin que se procediera a su detención en ningún momento pero sí a la toma de declaración como sospechosos de los hechos acontecidos.