La prensa marroquí augura problemas con España por las aguas territoriales tras conocer la Estrategia de Seguridad Nacional

Alerta sobre los planes integrales para Ceuta y Melilla, a las que considera “acorraladas” tras el cierre de fronteras y del comercio ilegal

Paso fronterizo del Tarajal, que separa Ceuta de Marruecos
Paso fronterizo del Tarajal, que separa Ceuta de Marruecos

Las referencias a Ceuta y Melilla en la Estrategia de Seguridad Nacional, aprobada por el Gobierno español el pasado 28 de diciembre, son objeto de un artículo de análisis por parte del diario L’Opinion, editado en Rabat, que, por otra parte, augura posibles tensiones entre ambos países por el asunto de las fronteras marítimas.

“Aunque no se menciona explícitamente a Marruecos, la cuestión de la delimitación de las fronteras marítimas entre Rabat y Madrid representa un tema espinoso. Entre el tema de los islotes y áreas ocupadas por España en el Mediterráneo y el tema de la Zona Económica Exclusiva en el Atlántico Norte y el solapamiento con Canarias, este tema está lejos de resolverse”, subraya. “Precisamente --recuerda-- para protegerse de este tipo de tensiones Marruecos puso en marcha, en 2020, un arsenal legal que delimita y regula todos los espacios marítimos marroquíes, es decir, cerca de un millón de km2 que van desde Portugal hacia el Norte. A Sierra Leona, hacia el sur. Un anuncio que fue recibido con frialdad por España, especialmente en el caso del descubrimiento de recursos minerales en el entorno del archipiélago canario”.

Se refiere, sin citarlo, al Monte Tropic, un antiguo volcán submarino, que está a unos 4.000 metros de profundidad -su cima está a unos 1.000 metros- y que contiene una gran reserva de telurio, cobalto y tierras raras, entre otros minerales. Se encuentra a unas 269 millas al sur de El Hierro. España solicitó en 2014 a la ONU la ampliación de su plataforma continental a 350 millas náuticas, lo máximo permitido, pero esa petición sigue en estudio. Marruecos, de forma unilateral, amplió la suya -incluyendo aguas saharauis- anexionándose parte de las aguas que reclama España y que incluyen el Tropic.

El citado diario se refiere a las referencias en la Estrategia a planes integales para Ceuta y Melilla, “una recomendación que aparece al menos cuatro veces en el documento y que representa una respuesta favorable a los gobiernos locales de las dos ciudades “ocupadas” que llevan casi tres años pidiendo a Madrid que ponga en marcha una estrategia dedicada a las dos ciudades”. “Acorralados por la decisión de Rabat de poner fin en 2019 al contrabando que pasaba por Ceuta y el cierre de la aduana comercial de Melilla, seguido del cierre total de las fronteras terrestres tras el estallido de la pandemia, las autoridades de las dos ciudades ocupadas no han dejado de denunciar “un bloqueo y una guerra económica” que haría Marruecos contra ellos”, subraya. Se recuerda que en la citada Estrategia se “pide el despliegue de un mecanismo de gestión de crisis. Un sistema que debe estar dedicado a “amenazas que trasciendan los modos ordinarios de respuesta rápida” y que abarque diferentes sectores (epidemiología, infraestructura crítica, energía, desastres naturales “e incluye a Ceuta y Melilla)”.

“Otro elemento a tener en cuenta en esta hoja de ruta: el anuncio del establecimiento de un plan de acción contra la desinformación. Un proyecto encomendado en particular a los servicios de inteligencia españoles llamados a poner en marcha un marco de colaboración público-privada capaz de monitorizar y reaccionar ante las campañas de fake news que tienen como objetivo España”, agrega.

En cualquier caso, reconoce L’Opinion que el documento aprobado por el Gobierno español recomienda mantener un alto nivel de cooperación con Marruecos al igual que países como Francia, Andorra y Portugal. “El Consejo de Seguridad --señala el diario-- también pidió el desarrollo de “escenarios de riesgo y planes de preparación y respuesta a situaciones que puedan representar un interés especial para la seguridad nacional en el ámbito de la seguridad marítima”, y que el diario marroquí interpreta como una referencia a los recursos minerales y a los islotes.