Los socios parlamentarios de Sánchez acuden en masa a la manifestación en favor de los presos de ETA

La marcha central ha sido convocada en Bilbao, pero también habrá concentraciones en las otras capitales vascas, Pamplona y numerosas localidades

Imagen de archivo de la manifestación por los presos que anualmente se celebra en Bilbao
Imagen de archivo de la manifestación por los presos que anualmente se celebra en Bilbao

Los socios parlamentarios del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, gracias a cuyo apoyo obtuvo la investidura, acudirán mañana en Bilbao a la manifestación en favor de los presos de ETA que, anualmente, se celebra en la capital vizcaína. Este año, a causa de la pandemia, se han diversificado las concentraciones en las otras capitales vascas, así como en Pamplona y distintas localidades de ambas comunidades autónomas.

Los actos, según la entidad convocante, Sare, se iniciarán en el Palacio Euskalduna, con una mesa redonda en la que participarán diferentes “víctimas de las violencias sufridas en nuestro País”. Y, a las cinco de la tarde, se iniciará la marcha desde la Plaza Elíptica.

Sare se felicita de que “este año también contaremos con una amplia representación política, sindical y social, que se reunirá con nosotros (…) podemos confirmar (la presencia) de EAJ-PNV/ EH bildu/ Elkarrekin Podemos/ Podemos Nafarroa (Navarra), (los sindicatos) ELA, LAB, UGT, CCOO, STEILAS, ESK, ETXALDE, HIRU, CGT, CNT, ENHE”.

Tampoco faltará una representación de la Oficina del Ararteko (Defensor del Pueblo). “También nos han trasladado su intención de acudir desde Cataluña y Galicia, aunque siempre en función de la situación sanitaria: ERC, JUNTS, CUP, ANC, OMNIUM, CONSELL PER LA REPUBLICA y desde Galicia: BNG” (…) Desde Sare, queremos agradecerles su predisposición y participación a todas y todos ellos”.

Pese a la situación de pandemia, “somos conscientes de otra razón objetiva: la necesidad y la importancia de salir a la calle y de mantener activa la reivindicación del fin de la política penitenciara de excepción, que se traduce en el acercamiento de todos y todas las presas vascas, sin excepción y demora; el desbloqueo de la progresión de segundo a tercer grado; del disfrute de permisos penitenciarios y de la libertad condicional; y la reivindicación de continuar avanzando en pro de la convivencia y la paz, con responsabilidad, respeto y empatía”.

Consideran que este debe ser un año decisivo en el “cambio de la actual política penitenciaria” y “para acabar con el sufrimiento y continuar avanzando juntos y juntas, en este camino de construcción de un futuro mejor. Y esto lo tenemos que hacer juntos y juntas”.

Si se analiza el mensaje de Sare, es como si los continuos acercamientos y otros beneficios que reciben los presos terroristas no se produjeran semana a semana. Tal y como publicó LA RAZÓN en su día, el objetivo final de este plan, concebido a cambio de los apoyos parlamentarios que recibe el Gobierno de Sánchez, es que todos los reclusos estén en breve en cárceles del País Vasco y Navarra y vayan saliendo en libertad mediante permisos, progresión de grados y otras medidas.