Montero recomienda a ERC que imponga la reforma de sedición en la mesa de diálogo con Moncloa

La ministra de Igualdad desempolva la iniciativa desterrada por el Gobierno y apuesta por su debate entre el Ejecutivo y el Govern

La ministra Irene Montero y el presidente de la Generalitat Pere Aragonès
La ministra Irene Montero y el presidente de la Generalitat Pere Aragonès FOTO: @IRENEMONTERO @IRENEMONTERO

La reforma de sedición, una de las promesas del Gobierno para 2021 y postergada para 2022, fue desterrada esta misma semana por Moncloa, que busca centrar sus prioridades en la recuperación económica para este nuevo curso.

Sin embargo, desde el ala morada en Moncloa no renuncian a ella, y si bien, ven que no pueden exigir a su socio desde el Consejo de Ministros su aceleración, han pasado a la alternativa de intentar que sean los socios del Ejecutivo de coalición los que la recuperen y la tomen como una de sus exigencias clave.

Así lo ha dejado ver este viernes la ministra de Igualdad, Irene Montero, en una entrevista. El momento elegido es además clave, a pocos minutos de saludar al president de Cataluña, Peré Aragonès, en su visita oficial a Cataluña donde mantendrá encuentros con miembros del govern catalán encargados de políticas de igualdad.

En una entrevista en TV3, recogida por Servimedia, la titular de Igualdad ha sugerido estudiar “qué capacidad tiene esa mesa de diálogo para imponer una serie de objetivos que deben poder ser realizados y que son importantes para una parte sustancial de la sociedad catalana”, como la reforma de los delitos de rebelión y sedición que el PSOE no contempla emprender este año.

Y es que Unidas Podemos ha pujado durante 2021 para que la reforma de sedición saliera adelante, aún después de que el Gobierno concediera los indultos a los líderes del procés. Desde la formación morada consideran que la reforma del delito de sedición es un “compromiso” y que debe ser una de las cuestiones que lideren la mesa de diálogo sobre Cataluña.

Unidas Podemos constata así las diferencias con su socio de Gobierno, y aunque admite que hay otras prioridades, como la recuperación económica, la reforma de sedición es clave. Recordó la ministra de Igualdad la importancia de la mesa de diálogo, donde quieren llevar esta propuesta. “Nos hemos dotado de una herramienta común que es esa mesa de diálogo entre el Gobierno de España y el Gobierno de la Generalitat y en esa mesa es donde hay que llevar las propuestas y donde se tiene que poder hablar de todo”.