Derriban la estatua de Juan Ponce de Léon, el primer gobernador de Puerto Rico

El Rey Felipe VI llega hoy a la capital caribeña para conmemorar los 500 años de su fundación

Nuevo acto de vandalismo contra un símbolo de la cultura e historia de España. La estatua del vallisoletano Juan Ponce de León, descubridor y primer gobernador de Puerto Rico, fue derrumbada ayer en El Viejo San Juan, el casco histórico de la capital caribeña, hasta donde se desplazó el Monarca Felipe VI para conmemorar los 500 años de la fundación de la capital caribeña y reforzar el intercambio comercial.

Según se puede apreciar en varias imágenes, la estatua del conquistador español fue derribada de su base y partida, aunque el alcalde de San Juan, Miguel Romero, aseguró que sería reparada y colocada en su lugar de inmediato, a tiempo de estar a punto para la visita del Rey.

Fracturada en dos y en el suelo, las autoridades tratan de confirmar si el grupo «Fuerzas Libertarias de Borikén», que se atribuyó la autoría a través de las redes sociales, está detrás de este acto vandálico. «Ante la supuesta visita del rey de España, Felipe VI, a Puerto Rico y la escalada de invasores gringos apoderándose de nuestras tierras queremos enviar un mensaje claro: Ni reyes, ni gringos invasores; Borikén es nuestro», expresaron en las redes sociales. «Queremos que los boricuas empiecen a conocer la verdadera historia y que todas las estatuas de Colón, Juan Ponce de León y otros tiranos sean removidas. ¡Viva Borikén libre!», difundieron en un comunicado los supuestos autores, aunque al cierre de esta edición las autoridades locales no habían confirmado la autoría de la agresión.

La figura de Ponce de León es fundamental en la historia de Puerto Rico. Su nombre está asociado con el mito de la fuente de la juventud, ya que se dice que emprendió su aventura en busca de este elixir en 1508. Fue el primer gobernador de San Juan (la capital puertorriqueña), descubrió una frondosa tierra a la que puso por nombre Florida en marzo de 1513 y halló la corriente del Golfo, que durante siglos usarían los buques para regresar a la Península Ibérica. Según un extenso informe elaborado por Hispanic Council sobre su figura, la estatua vandalizada fue hecha en Nueva York en el año 1882 con bronce de cañones ingleses.

Vandalizan la estatua de Ponce de León
Vandalizan la estatua de Ponce de León FOTO: Carlos Giusti AP
La estatua de Juan Ponce de León, primer gobernador de Puerto Rico, fue derrumbada en un acto de vandalismo
La estatua de Juan Ponce de León, primer gobernador de Puerto Rico, fue derrumbada en un acto de vandalismo FOTO: Thais Llorca EFE

La vandalización de monumentos históricos tuvo un momento álgido tras las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd, al abrir un nuevo frente de batalla contra los símbolos de la historia, que empezó con los colonizadores. En Boston, una estatua de Cristóbal Colón fue decapitada y en Richmond, Virginia, otra escultura suya fue derribada. Estas protestas se extendieron rápidamente e incluso en Granada se destruyó una escultura de Colón, quizás una de las figuras que más ataques ha recibido.

Este nuevo episodio de revisionismo vuelve a poner sobre la mesa los ataques a la Historia por parte de algunos líderes y asociaciones, empeñadas en borrar la huella, en este caso, de la herencia española en América Latina. Entre las voces más críticas destaca la del presidente mexicano Manuel López Obrador que en marzo de 2019 –con apenas dos meses en el gobierno– envió una carta al Rey Felipe VI exigiendo disculpas por los abusos de los españoles en la conquista de México. Una misiva que causó revuelo en los círculos académicos a ambos lados del Atlántico. En la misma línea, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, ha acusado en varias ocasiones al «colonialismo europeo» de «masacrar, saquear, robar, esclavizar a toda América». Este debate surge con fuerza cada 12 octubre, fecha en la que se conmemora el descubrimiento de América.

Visita del Rey

El Rey de España realiza esta visita en respuesta a la invitación del alcalde de San Juan. El Monarca llega a la isla con miras a estrechar lazos culturales, pero, en especial, para equilibrar una balanza comercial muy favorable a este Estado Libre Asociado a EE UU.