Podemos presiona al PSOE con una reforma fiscal paralela para subir impuestos a las grandes fortunas y las eléctricas

El partido morado se adelanta a Hacienda que está a la espera del informe del grupo de expertos

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra
La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra FOTO: Isabel Infantes Europa Press

Podemos no quiere esperar a que el grupo de expertos del ministerio de Hacienda que confecciona un informe sobre la reforma fiscal termine sus trabajos. El partido morado vuelve a marcar el paso al Gobierno en este sentido y presenta una medida alternativa en el Congreso de los Diputados como modo de presión al PSOE. La reforma fiscal fue uno de los grandes asuntos que dividió a PSOE y Unidas Podemos en la negociación presupuestaria y que finalmente no fue incluido en el pacto.

La iniciativa llegará por parte del grupo confederal al Congreso en este nuevo periodo de de sesiones a través de una proposición no de ley en la que se plantea sustituir el impuesto sobre el patrimonio por un nuevo impuesto sobre las grandes fortunas no bonificable por las Comunidades Autónomas -para evitar la existencia de paraísos fiscales interiores como el caso de Madrid- o un incremento en el tipo impositivo de las empresas eléctricas cuyo volumen de facturación sea superior a 10 mil millones euros. Para el nuevo impuesto a las grandes fortunas apuestan por un tramo para los patrimonios netos a partir de un millón de euros, un 2,5% a partir de 10 millones, un 3% a partir de 50 millones y un 3,5% a partir de 100 millones. En cuanto al IRPF buscan nuevos tramos para las rentas superiores a los 120.000 euros. En cuanto al IVA, estudian un IVA superreducido a los productos de higiene femenina hasta el 4 por ciento. Hacienda, sin embargo, rechaza frontalmente, la propuesta.

Para el grupo, el ecuador de la legislatura y las proyecciones de crecimiento acelerado para nuestra economía durante este 2022 y el próximo 2023 hacen que “nos encontramos ante la oportunidad de dar un giro de 180º a nuestro sistema impositivo y acompañar el impulso de los fondos europeos con una fiscalidad capaz de repartir justa y eficientemente los recursos”. Según la formación morada, toda la propuesta contempla como elemento central la progresividad, principio recogido en el artículo 31 de la Constitución Española, ya que “vela porque a mayor capacidad económica mayor sea el porcentaje de renta o riqueza a aportar al resto de la sociedad” para Unidas Podemos y “es fundamental para redistribuir de forma justa la riqueza generada, reduciendo así las desigualdades sociales que además lastran el crecimiento económico.”