Castilla y León

El PSOE se atasca en Castilla y León y no suma con Podemos

El PP se mantiene como primera fuerza política con entre 34 y 37 escaños, pero necesitaría a Vox, que obtiene entre 10 y 11

NC Report
NC Report FOTO: Antonio Cruz

Quedan solo siete días para que los más de dos millones de castellanoleoneses decidan el color político de su comunidad. Son las primeras elecciones después de que el resultado del 4-M en Madrid dejara réplicas para todos los partidos. Desde el bloque de la derecha, el PP espera consolidar la tendencia a la alza que registran en las encuestas tras la victoria de Isabel Díaz Ayuso, mientras que en la izquierda, el PSOE, busca recoser las heridas y despuntar en Castilla y León como punto de inflexión para el nuevo ciclo electoral en 2023 y 2024.

En el ecuador de la campaña electoral, PP y Vox siguen siendo los partidos más beneficiados por la convocatoria –son los que más suben en estimación de voto–, mientras que el PSOE entra en tiempo muerto y no logra remontar, ni de lejos, para recuperar la primera plaza política que logró en 2019.

Según la encuesta de NC Report para LA RAZÓN, el bloque de la derecha suma una horquilla suficientemente amplia para retener la mayoría absoluta en las cortes. La pinza PP, Vox y Cs sube 1,8 puntos respecto a las elecciones de 2019, mientras que el bloque de izquierda –PSOE y Unidas Podemos– ya pierde 7,6 puntos. Los populares de Alfonso Fernández Mañueco siguen a la cabeza con una horquilla de entre 34 y 37 escaños, solo entre uno y dos escaños menos que en el último sondeo de enero. Ganan 28.188 nuevos afines. Unos números que le permite la oportunidad de encabezar de nuevo el gobierno autonómico, pero no en solitario. La mayoría absoluta se sitúa en los 41 escaños. El examen final son las urnas de este domingo y es ahí donde los populares pueden contar con mayor ventaja en una campaña en la que los populares están apostando por focalizar sus propuestas en el medio rural para atajar la despoblación. A día de hoy, Mañueco necesitaría contar con Vox, que se sitúa como tercera fuerza con entre 10 y 11 escaños, entre uno y dos más que en el anterior barómetro. Son 120.026 nuevos electores desde 2019, cuando tan solo lograron un escaño. Desde el partido de Mañueco confían en la recta final de la campaña para dar la vuelta al marcador y no depender de Vox, que fía su estrategia bien a entrar en el ejecutivo autonómico o a lograr un acuerdo de investidura que les haga imprescindibles. Ciudadanos confirma su tendencia y pasa a ser irrelevante en la comunidad con un solo escaño, igual que a finales de enero. Pierden 148.593 votantes en estos tres años, lo que imposibilita reeditar un gobierno a dos. En total el bloque de la derecha logra pasar del 51,9% de los votos al 53,7% desde 2019.

En el bloque de izquierdas, el PSOE de Luis Tudanca está estancado. Al igual que en el sondeo de finales de enero, los socialistas se mantienen en los 26-28 escaños. Entre siete y nueve escaños menos que en 2019 y dejándose 107.046 votos. Un resultado que le imposibilita formar un gobierno alternativo debido a la debilidad del bloque de izquierdas. Repetiría así el PSOE una foto similar a la de la Comunidad de Madrid, a pesar de los esfuerzos del partido en movilizar al elector de izquierdas. De hecho, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha involucrado personalmente en esta campaña con hasta cinco actos en total para arropar a su candidato a la Junta. Si es improbable que el PSOE logre la presidencia es porque su izquierda sigue estando débil, como en 2019. Para Unidas Podemos no se vaticina una mejora sustancial. Actualmente cuenta con dos procuradores y el sondeo solo le ofrece la posibilidad de subir a tres y perdiendo 13.890 votantes. En porcentaje de voto, el bloque de las izquierdas pasa del 42,1% del 2019 a retroceder al 34,5%.

Los partidos localistas pueden hacerse con entre cuatro y ocho escaños en Castilla y León, pero se quedan lejos de lograr una pinza para que el PSOE y Unidas Podemos puedan lograr la mayoría absoluta. Unión del Pueblo Leonés lograría entre dos y tres escaños frente al actual que poseen, Por Ávila mantendría su único escaño. Soria ¡Ya! obtendría entre uno y dos escaños. España Vaciada, Vía Burgalesa entre cero y uno; y mismo resultado para España Vaciada Palencia, Salamanca y Valladolid. Pasan del 3,4 por ciento en intención de voto de las pasadas elecciones al 9,7% que obtendrían a día de hoy.

El PP logra engrosar su base electoral a costa de la caída libre que sufre Cs. Hasta 74.000 electores de Francisco Igea hoy apuestan por Mañueco. También recoge voto de Vox, pero en menor medida, 4.000. Roba 9.000 votos a los socialistas. Los de Juan García Gallardo, (Vox), se llevarían hasta 58.000 votos del PP y 28.000 de Cs, que solo roba 3.000 votos al PSOE, quien se hace con 5.000 de Podemos, 2.000 de Cs y 1.000 de UPL. Los morados, por su parte, se quedan con 12.000 electores del PSOE.