La reforma fiscal abre un nuevo choque en el Gobierno

La ministra de Hacienda tacha de “inoportuna” la presión de los morados mientras que la ministra de Derechos Sociales reclama que los morados también formen parte del debate

La reforma fiscal va camino de convertirse en el nuevo pulso que se vivirá en el seno del Gobierno de coalición. No es la primera vez que la cuota morada trata de impulsar esta propuesta que aboga por endurecer la fiscalidad del IRPF para las rentas más altas o para introducir un impuesto a las grandes eléctricas, entre otras. Los morados trataron de incluir la medida en el pacto presupuestario, extremo que la parte socialista rechazó de plano.

Este lunes, las ministras Ione Belarra e Irene Montero celebraron un acto en Madrid para presionar al Ejecutivo en este sentido con su propuesta de redistribución fiscal, que se une a la proposición no de ley presentada por el grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados, al tiempo que el ministerio de Hacienda se encuentra a punto de recibir el informe de expertos sobre esta materia.

Ante la presión del partido morado en este sentido, la titular de Hacienda, María Jesús Montero, ha respondido hoy contundentemente a sus socios tachando de “inoportuna” la propuesta en estos momentos. En una entrevista en “La Hora de la 1″, la ministra de ramo ha pedido esperar a las conclusiones del informe pedido por el Ejecutivo con el fin de consensuar una propuesta. El Ejecutivo se muestra así molesto con la iniciativa morada y recelan de que sea el momento oportuno para adelantarse a los trabajos que lidera Hacienda, que culminarán a finales de este mes y será cuando el Ejecutivo “tome el tiempo que necesite” para estudiar las medidas que vayan a plantearse. Y es que este informe será el que marque la posición del Gobierno en la cuestión. “No es conveniente discutir en paralelo u otras iniciativas que no partan del encargo que el propio Gobierno, con las formaciones políticas que lo componen, ha hecho a un grupo de personas que merecen absolutamente todo el respeto”, aseguró la ministra de Hacienda, que calificó como “irrupción” la propuesta de Podemos así como “inoportuna”.

La estrategia de los morados de adelantarse al debate que se producirá en el seno del Gobierno fue incluso desautorizada por la líder de Unidas Podemos en el Gobierno y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, que este mismo lunes pidió esperar al citado informe y a la negociación que “liderará” el ministerio de Hacienda.

Unas declaraciones que no han sentado bien en el ala morada en Moncloa y a las que ha contestado la líder de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, que es la promotora de las acciones que Unidas Podemos tomará sobre la reforma fiscal y que exigen tener voz en la decisión que tome el Ejecutivo en cuanto a la futura normativa. Desde Villaguilambre, León, ha reivindicado su propuesta y ha contestado a su compañera de Gobierno afeando su crítica. “Lo que me parece enormemente inoportuno es que en nuestro país, en plena recuperación económica, todavía los trabajadores y trabajadoras y las pequeñas y medianas empresas paguen el doble de impuestos que las grandes empresas. Eso es una enorme injusticia, eso sí que es absolutamente inoportuno y urgente”, aseguró.

Los morados quieren liderar también el debate que se produzca en el seno del Ejecutivo así como participar de los trabajos y es por eso que reclaman que “es urgente que todos hagamos parte del debate sobre la reforma fiscal”. Así, la ministra Ione Belarra ha querido recordar que “somos un Gobierno de coalición y por tanto los dos socios tienen que participar de los debates centrales, igual que en materia presupuestaria”.

“Lo que estamos haciendo es poner encima de la mesa una propuesta que lo que hace es concretar el acuerdo de gobierno, que recoge la reforma fiscal, de una manera que sea verdaderamente ambiciosa”, remató la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030.