Las misiones militares en el exterior costaron más de 900 millones en 2021

Los despliegues navales con la OTAN supusieron el mayor desembolso: 161,2 millones. Robles destaca que “la participación en misiones es más necesaria que nunca”

Sánchez visitó el martes a las tropas desplegadas en Letonia con la OTAN
Sánchez visitó el martes a las tropas desplegadas en Letonia con la OTAN FOTO: TOMS KALNINS EFE

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha comparecido hoy en el Congreso de los Diputados para dar cuenta tanto de las misiones en el exterior de las Fuerzas Armadas españolas como de la posición y contribución de España respecto a la invasión de Ucrania por parte de Rusia. En lo que se refiere a las operaciones en el exterior, la ministra ha detallado que el pasado año, la quincena de misiones en las que participaron los militares españoles supusieron un gasto de más de 900 millones de euros.

Durante su intervención en la Comisión de Defensa de la Cámara Baja, la titular de Defensa ha explicado que, en un momento de guerra como el actual, “la participación en misiones es más necesaria que nunca ante las amenazas y desafíos que afrontamos”, recordando, una vez más, que “España es un país comprometido con la paz y un socio responsable, serio y fiable con las organizaciones internacionales de seguridad y defensa”. Por ello ha sacado pecho de que la OTAN celebrará la próxima cumbre en Madrid porque “valora la contribución de España” y que la ONU también lo ha reconocido delegando el mando de la misión de Líbano en el general español Aroldo Lázaro Sáenz.

Antes de centrarse en las misiones correspondientes a 2021, Robles ha querido dejar claro (lo ha hecho en varias ocasiones durante su comparecencia), que los actuales despliegues en el flanco este con las fuerzas permanentes de la OTAN y el refuerzo de alguno de ellos, no son nada “extraordinario”, sino que “son ajustes operativos solicitados por la OTAN dentro de las contribuciones anuales”. Eso sí, ha reconocido que actualmente “son misiones de especial actualidad”. “España contribuye de manera ya acordada aportando fuerzas terrestres, navales y aéreas en el flanco este de la Alianza”, ha insistido añadiendo que, “ante la crisis, España mantendrá una postura de inquebrantable unidad con nuestros aliados”.

Misiones adelantadas

Estas misiones ahora adelantadas son la Policía Aérea Reforzada (eAP), con cuatro cazas Eurofighter y 130 efectivos en Bulgaria; la Presencia Avanzada Reforzada (eFP) en Letonia, con un contingente que crecerá hasta los 500 efectivos y donde hay carros de combate y se desplegarán obuses autopropulsados, y las Agrupaciones Navales Permanentes, en las que están la fragata “Blas de Lezo”, el Buque de Acción Marítima “Meteoro” y el cazaminas “Sella”. Además, el próximo mes otro destacamento de aviones de combate se desplegará en Siauliai (Lituania), en el marco de la Policía Aérea del Báltico (BAP).

En este sentido, Robles apuntó que también este año los cazas del Ejército del Aire iban a desplegarse en Amari (Estonia) en una misión con Alemania, pero desde el Ministerio de Defensa aseguran que “estaba previsto en un despliegue conjunto con Alemania”, pero que finalmente no parece que vaya a realizarse.

Coste en 2021

En lo que se refiere al coste de las misiones de las Fuerzas Armadas españolas en 2021, la más cara fue una de esas que ahora están “de actualidad”: los despliegues en las Agrupaciones Navales Permanentes de la OTAN (SNMG y SNMCMG). España contribuye con buques en diferentes periodos todos los años y desde el pasado verano nuestro país lidera la de Medidas Contraminas nº2 (SNMCMG-2) con el Buque de Acción Marítima “Rayo”, que ha sido sustituido por el “Meteoro”, al que acompaña el cazaminas “Sella”. En la de Superficie nº2 (SNMG-2), está actualmente la fragata “Blas de Lezo”. Este tipo de despliegues supusieron en 2021 un gasto de 161.247.732 euros.

La segunda misión de la lista es la de la ONU en Líbano, que costó 140.196.411 euros, una cifra que aumentará este año ya que nuestro país ostenta el mando de la misma y ha ampliado el contingente en unos 80 efectivos y ha desplegado una unidad de helicópteros, entre otros medios. Actualmente hay cerca de 700 efectivos.

Tras Líbano, la siguiente operación más costosa fue la de Irak, donde coinciden dos operaciones: la Coalición Internacional contra el Daesh y la de la OTAN (NMI), ambas de asesoramiento. Entre ambas suman 280 efectivos y en 2020 costaron un total de 107.000.471 euros. La tercera más cara, y también una de las más numerosas, fue la de entrenamiento de la UE en Mali, donde a día de hoy hay unos 577 militares españoles. El pasado año supuso un gasto de 103.183.906 euros.

Otra de las misiones más antiguas de las Fuerzas Armadas es la de la UE contra la piratería en el Índico (Atalanta), en la que España aporta de uno a dos buques y un avión de vigilancia marítima. A día de hoy hay 283 uniformados y en 2021 costó 101.003.827 euros.

Blindados en Letonia: 85,2 millones

Algo menos, 85.267.318 euros costó el despliegue en Letonia de 350 efectivos y carros de combate “muy valorados por los aliados”, ha apuntado, “Leopard 2E” y “Pizarro” frente al desafío expansionista ruso. Una misión en la que España participa desde 2017 y que este año se reforzará con otros 157 efectivos y nuevas capacidades, como una unidad de Artillería de Campaña con obuses autopropulsados.

Mucho más abajo de la lista está el destacamento aéreo “Marfil” en Senegal, en el que 78 efectivos y dos aviones contribuyen al transporte logistico y de tropas tanto a los contingentes españoles en la zona como a otras misiones en el Sahel. Su coste el pasado año: 37.853.841 euros.

Otra de estas misiones de disuasión es la de Policía Aérea de la OTAN, en la que España participa todos los años con un destacamento aéreo de aviones de combate en el Báltico y otro (desde el pasado año) en el Mar Negro (Rumanía en 2021 y Bulgaria este año). El pasado año, los despliegues en Siauliai (Lituania) y Rumanía costaron 83.287.107 euros.

Y muy cerca de la zona de conflicto, en Adana (Turquia), España despliega desde hace varios años una batería de misiles “Patriot” y 149 efectivos para proteger al país de la amenaza de misiles balísticos desde Siria. En 2021 esta operación costó 36.232.944 euros.

Pero la Armada española también se integra en diferentes periodos en otra misión de vigilancia y disuasión, en este caso con la UE: “Sea Guardian”. Su función es la de contribuir a la lucha contra el terrorismo y los tráficos ilícitos en el Mediterráneo. El pasado año, Defensa destinó 34.095.279 euros para el despliegue de buques, submarinos o aviones de vigilancia.

Misiones en África

Por su parte, las Fuerzas Armadas llevan años desplegándose en misiones de Seguridad Cooperativa en países del área del Golfo de Guinea. En diferentes periodos, contribuyen a adiestrar a sus Fuerzas Armadas y a garantizar la seguridad de los buques pesqueros que surcan estas peligrosas aguas. El pasado año hubo despliegues de dos buques y actividades en Senegal, Túnez, Cabo Verde y Mauritania que costaron 6.321.766 euros.

En África España también contribuye al asesoramiento y adiestramiento en la misión de la UE en República Centroafricana (EUTM RCA) con un contingente de 8 efectivos. Costó 2.907.214 euros. Y una misión similar realizan cerca, en Somalia, también de la mano de la UE. En EUTM Somalia hay 20 uniformados españoles adiestrando a sus Fuerzas Armadas. Su coste en 2021 ascendió a 2.838.148 euros.

También se ha referido Robles a otras dos misiones de las que no detalló coste. Una es la de Afganistán, que concluyó tras 20 años en mayo y que se “reactivó” tras el verano para la evacuación de españoles y afganos. Aproximadamente su coste rondaría los cuatro millones de euros. Y la siguiente que no ha cifrado es la de la ONU en Colombia para verificar el cumplimiento del proceso de paz. A día de hoy hay 5 militares españoles como observadores y su coste, rondaría los 1,5 millones según el gasto de años anteriores con el mismo despliegue.

Por último la más “barata” fue la de la Fuerza de la UE en Bosnia, en la que hay dos uniformados españoles y que en 2021 costó 308.905 euros.