Sánchez culpa a Putin de la subida de precios previa a la guerra

La oposición acusa al Gobierno de utilizar la pandemia y Ucrania para justificar los malos datos económicos y le exige que expulse ya a Unidas Podemos del Gobierno

El Gobierno encara un complicado contexto económico propiciado por la guerra en Ucrania. Sin embargo, el escenario previo, de partida, tampoco era el más propicio. La recuperación no acababa de despuntar y la inflación antes de que se desencadenara el conflicto bélico era la más alta de Europa, con un 7,4%, el nivel más elevado desde julio de 1989. En Moncloa arman su discurso ahora, poniendo el foco en el conflicto y sus consecuencias, mientras que desde la oposición se acusa al Ejecutivo de utilizarlo como excusa. Fue el presidente quien marcó la línea discursiva en su primera intervención. “Hay que decir la verdad y no tratar de confundir a los ciudadanos. La inflación, los precios de la energía son única responsabilidad de Vladimir Putin y de su guerra ilegal en Ucrania”, ha señalado, asegurando que los precios que venía marcando el gas demuestran que el autócrata ruso llevaba “ más de un año preparando la guerra”.

La portavoz del PP, Cuca Gamarra se estrenaba hoy en su primer rifirrafe con Sánchez a quien exigió que se deje de excusas, tome decisiones y expulse ya a Unidas Podemos del Gobierno. “Los españoles no nos merecemos que usted mantenga como ministros a quienes apoyan a Putin, a quienes dicen que el PSOE y el PP somos partidos de la guerra, a quienes quieren dejar a los patriotas ucranianos en la estacada, a quienes desestabilizan España”.

Gamarra interperló a Sánchez con un: “¿Cuál son las perspectivas para salvar esta situación tan crítica?” de la subida de precios del gas, la electricidad o los suministros básicos y le recordó que “la guerra de Ucrania no le excusa de sus errores del pasado sino que le exige medidas extraordinarias que usted no toma”. La acusó de primero utilizar la pandemia, “y ahora vemos que está dispuesto a utilizar la guerra”, le espetó.

“Yo sé que para ustedes todo es culpa de Sánchez”, ha criticado el presidente ante la intervención del principal partido de la oposición, a quien se ha pedido “respeto, lealtad y responsabilidad” por parte de la bancada gubernamental, porque “esta guerra va a tener que sacar lo mejor de nosotros mismos”. En este punto, el jefe del Ejecutivo ha reivindicado su vocación de “construir unidad”, trabajando desde el punto de vista europeo para evitar que las industrias, las empresas y los ciudadanos “sean rehenes del chantaje energético de Putin”.

Sánchez ha aludido al Plan Nacional de respuesta a las consecuencias de la guerra que presentó la semana pasada en su comparecencia monográfica sobre Ucrania. Un plan abierto, que espera las propuestas de los grupos, y dinámico, porque irá evolucionando en función de la “dimensión y el impacto en la economía española y europea”. El presidente del Gobierno se ha revuelto contra las acusaciones del principal partido de la oposición de “utilizar la guerra y la pandemia” para justificar la crisis económica. “Un respeto al Gobierno de España, que se está enfrentando a una guerra y una pandemia sin el apoyo del principal partido de la oposición”, ha aseverado. En Moncloa ha sentado muy mal esta acusación del PP de “usar la guerra como excusa”. Fuentes gubernamentales aseguran tachan de “indecente” la utilización de este argumento que les recuerda “al PP de siempre”.

El jefe del Ejecutivo ha defendido que habrá que hacer sacrificios, porque las sanciones a Rusia tendrán un “coste” para la economía española y europea, pero “el coste de no intervenir sería mucho mayor para nuestras vidas y nuestra forma de convivir”. Sánchez ha calificado la invasión de Rusia como “injusta e injustificada” que “pone en cuestión la seguridad europea”. “El Gobierno de España está en trasladar un mensaje de unidad en la respuesta frente a Putin”, ha señalado, reivindicando la dureza en las sanciones, al tiempo que se buscará “amortiguar” las consecuencias sobre las materias primas y el gas.