La tragedia que no cesa en las aguas de las Islas Canarias

Al menos 44 personas murieron en una naufragio, entre ellas dos bebés

Los barcos de Salvamento Marítimo rescatan a varias personas a la deriva
Los barcos de Salvamento Marítimo rescatan a varias personas a la deriva FOTO: Ángel Medina G. EFE

El mal tiempo podría estar detrás del naufragio de una patera en la costa marroquí que se dirigía a España. Según informó la ONG española Caminando Fronteras, al menos 44 personas murieron en un naufragio ocurrido en las costas de Tarfaya, en el sur del país alauita.

La precaria embarcación neumática partió desde Marruecos con sesenta y una personas, entre ellas dieciséis mujeres y siete bebés, según señaló la portavoz Helena Maleno. Posiblemente, las fuertes rachas de viento y oleaje que soporta el archipiélago unido al exceso de carga de la embarcación propiciaron que volcara con fatales consecuencias.

«Cinco cadáveres, tres mujeres y dos bebés, se encuentran en la morgue de El Aaiún. Paz a sus almas y nuestro más sentido pésame a las familias», añadió la ONG. Por otro lado, fuentes de la comunidad subsahariana en Marruecos informaron a Efe de que la mayoría de las víctimas son originarios de Costa de Marfil, Senegal y Guinea.

Se trata de uno de los naufragios con mayor número de víctimas en las últimas semanas que refleja el drama en las costas del atlántico, una de las rutas más mortíferas de la inmigración ilegal debido a su longitud y las corrientes de agua. Prueba de ello, es que el año pasado registró cifras nunca antes vistas, al contabilizarse 937 fallecidos, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Pese a que todavía estamos en invierno, la ruta atlántica o canaria está registrando un histórico de llegadas ilegales, que sumado a los últimos episodios en la ciudad autónoma de Melilla augura unas cifras récord para este año si se mantiene el flujo de llegada de sin papeles como hasta ahora. Así, según los datos que el ministerio de Interior publica quincenalmente, las llegadas por vía terrestre y marítima, a fecha de 28 de febrero, experimentaron un incremento del 73,2% al notificarse 7.319 entradas frente a las 4.226 de 2021. En cuanto a las Islas Canarias, al menos 5.496 personas han tratado de alcanzar el archipiélago en lo que va de año frente a las 2.341 que lo hicieron durante el mismo periodo del año pasado, un 134,8% más.

El goteo de llegadas, que se prolonga ya durante dos años, está poniendo a los servicios de acogida de las Islas Canarias contra las cuerdas, especialmente por el aluvión de menores no acompañados (mena) que están arribando al archipiélago. Por este motivo, este fin de semana, durante la conferencia de presidentes que se celebró en La Palma, la inmigración también ocupó un espacio destacado en los debates. En este sentido, el presidente canario, Ángel Víctor Torres, reclamó que las comunidades españolas apuesten por una gestión corresponsable de los menores que llegan a las costas canarias y aprovechó para reclamar que la UE acelere la aprobación del Pacto de Asilo y Migración para que el peso del fenómeno migratorio no recaiga sólo en los países y regiones fronterizas, sino que se afronte con equilibrio. Precisamente, según detalló, el archipiélago asume desde hace dos años una media de 3.000 chicos y chicas (2.804, exactamente), lo que supone unos 1.500 por cada millón de habitantes en el archipiélago, cifras que contrastan claramente con los 208 menores acogidos por otras comunidades que han llegado a las islas afortunadas.