Internacional

Soldados ucranianos combaten ya a los blindados rusos con lanzagranadas españoles

Militares muestran el arma fabricada en Zaragoza, del calibre 90 mm para la infantería que destaca por su ligereza y reducido peso, capaz de disparar munición contra-carro oanti-búnker, entre otras

El lanzagranadas español Instalaza C-90 es uno de los que utilizan los resistentes ucranianos, según un vídeo que ha sido publicado en cuentas de Telegram. Junto al arma española se pueden observar el RPG-75-M checo y el Pansarskoott m/86 de Suecia, de uso similar.

Fabricado en Zaragoza, el C-90 es un arma de un solo disparo, que se realiza desde el hombro por el soldado que l.o transporta. Su uso es relativamente fácil y no precisa de grandes periodos de entrenamiento. El tubo que contiene la granada y que hace de lanzador está fabricado en resina reforzada. Cuando se le entrega el arma al soldado ya lleva alojada la granada dispuesta para el disparo.

El mecanismo de ignición, según se indican en los manuales, es autónomo y carece de componentes eléctricos. La carga de proyección está en la parte posterior. El lanzagranadas, a diferencia de otras armas, no tiene retroceso, por lo que la puntería y el disparo pueden realizarse de una manera estable. Se le puede dotar de dispositivos para lanzar la granada en condiciones de poca visibilidad.

El C-90 se puede suministrar con una empuñadura abatible y una hombrera, que mejoran el apunte y disparo. El C-90 puede lanzar distinto tipo de granadas: antibúnker; antitanque; antiblindaje/fragmentación; incendiario; antipersonal y el de entrenamiento.

Tal y como publicó LA RAZÓN, el C90 está pensado para la infantería a pie -pesa solo 5,3 kg-. El alcance eficaz es de 350 metros contra blancos puntuales y de 700 metros contra blancos de área. Incluye visor de puntería óptico de dos aumentos. El Ejército firmó un contrato con Instalaza en 2021 para el suministro de C90 en diferentes versiones por más de 22 millones.