Abascal advierte: “No vamos a abandonar las calles hasta expulsar al Gobierno ilegítimo”

Vox y el sindicato Solidaridad reunen a miles de personas en toda España para protestar contra la subida de los precios de la luz, el gas y los carburantes

Miles de personas se han concentrado frente a la plaza de Cibeles de Madrid contra la subida de los precios de la energía, suministros y productos básicos, al grito de “Gobierno dimisión”, en una convocatoria liderada por Vox y su sindicato Solidaridad.

Según han indicado a Ep fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid, en torno a las 12:20 horas han asistido a la concentración unas 2.500 personas en la capital, portando pancartas de “Vete ya, Sánchez” o “Nos arruinan”.

En su inicio, han intervenido tanto el secretario general de Solidaridad, Rodrigo Alonso, como el presidente de Vox, Santiago Abascal quien ha advertido de que “no vamos a abandonar las calles hasta expulsar al Gobierno ilegítimo entregado a los enemigos de España”.

El líder de Vox inició su discurso señalando que el objetivo de Vox “es que España sea presidida por los intereses de los españoles”, al tiempo ha acusado al Gobierno de abandonar a los españoles. “Prometieron un escudo social y que no dejarían a nadie atrás, y han dejado a los españoles si ahorro, sin casa, sin trabajo, sin poder pagar la luz, sin poder encender la calefacción, llenar el depósito y sin futuro”.

Además, recordó que los manifestantes no han ido a “lloriquear” ni a “lamentarse”, sino a “señalar” a los que consideran “culpables” de la actual situación: el Gobierno de España. “Hemos venido a recuperar nuestro futuro y, por tanto, a recuperar nuestra soberanía. Por eso hoy aquí han tanta buena gente, tantas familias, tantos jóvenes, tantos hombres el día de San José, que habéis venido a este acto patriótico en defensa de nuestros derechos y modo de vida”.

Abascal subrayó que “no tenemos un Gobierno” sino “una fábrica de miseria de las clases medias y los españoles más desfavorecidos”. Asimismo, destacó que “no somos ultras, y si de algo lo somos es del pan de nuestros hijos, de las libertades y derechos que nos están robando. Este Gobierno es una fábrica de miseria para nuestro campo, para nuestros ganaderos, nuestros agricultores, nuestra industria y transportistas”.