La política de nombramientos de Delgado, a revisión

La fiscal general encara la renovación de parte de la cúpula de la Fiscalía con designaciones clave como la Audiencia Nacional

La fiscal General del Estado Dolores Delgado , comparece ante la comisión de justicia del Congreso de los diputados
La fiscal General del Estado Dolores Delgado , comparece ante la comisión de justicia del Congreso de los diputados FOTO: ANGEL DE ANTONIO

La fiscal general del Estado encara entre hoy y mañana una batería de nombramientos que supondrá la renovación de una gran parte de la cúpula de la Fiscalía, con designaciones clave como la de la Audiencia Nacional. El Consejo fiscal se reúne en dos sesiones para votar, pero el dedo con el poder determinante es el de Dolores Delgado que es quien decide en última instancia, se vote lo que se vote. Bajo la lupa, dos cuestiones. Por un lado, la premisa de Delgado de no elegir a una misma persona para dirigir más de dos mandatos seguidos; por el otro, la mirada de los vocales de la Asociación de Fiscales (AF) que han recurrido al Tribunal Supremo alguna de sus anteriores elecciones porque creen que siempre están escoradas a favorecer a su antigua asociación, la Unión Progresista de Fiscales (UPF).

Desde la Fiscalía General desmienten con datos esta afirmación. Tal y como publicó este periódico del total de las 86 designaciones que ha hecho la jefa del Ministerio Público desde que está en el cargo, 33 han ido a parar a fiscales no asociados, 27 a la AF y 26 a la UPF. Pero, desde la AF rebaten estos números explicando que si se va al detalle de los fiscales de Sala -el máximo rango en la carrera- de los 16 que se han decidido con Delgado, 9 eran de la que fue su asociación y solo 3 de la AF (más otros 4 no asociados). En cualquier caso, será el Tribunal Supremo el que revise eventualmente esta política. El próximo 5 de abril se reúnen los magistrados para analizar si la elección de Eduardo Esteban como fiscal de Sala de Menores correspondió a una decisión de favoritismo de Delgado o a los principios de mérito y capacidad.

Nombramientos de fiscales de Dolores Delgado
Nombramientos de fiscales de Dolores Delgado FOTO: Teresa Gallardo

Este miércoles hay en juego siete fiscalías especializadas y un total de 29 puestos en altos cargos del Ministerio Público. Gran expectación ha generado a lo largo de las últimas semanas cuántos competidores le iban a salir al fiscal jefe de la Audiencia Nacional Jesús Alonso. Es un puesto de importancia porque dirige todas las acusaciones de investigaciones relevantes sobre organizaciones terroristas o crímenes de ETA. De hecho, ha generado mucho ruido la posición que esta Fiscalía ha mantenido con los terceros grados concedidos a etarras, con varios recursos que los han devuelto a la cárcel. Alonso pertenece precisamente a la AF y a él se enfrentan finalmente otros tres candidatos: Vicente González Mota, José Perals y Joaquín González-Herrero.

Se da la circunstancia de que el fiscal encargado de recurrir esta semilibertad de los etarras que no han pedido perdón a sus víctimas, Carlos Bautista, ha solicitado el cambio de Fiscalía concursando a dirigir la de Antidroga. Este es otra de las plazas estratégicas a la que se han presentado también Rosa Ana Morán (actual Fiscal de Sala de Cooperación Internacional), Fernando Prieto (fiscal del Tribunal Supremo), Belén Suárez y Luis Rodríguez Sol (fiscales Anticorrupción). Asimismo, concurre el actual jefe José Ramón Noreña que lleva en el cargo desde 2011.

Delgado ha manifestado en varias ocasiones sus reticencias a que un mismo fiscal renueve una y otra vez una jefatura y ha puesto el tope en dos mandatos seguidos. Por lo que, de seguir su propia línea, Noreña no será renovado. Tampoco lo harían entonces el actual fiscal jefe de Medio Ambiente, Antonio Vercher (la dirige desde 2006), o la jefa de Delitos Informáticos, Elvira Tejada (desde 2011).

Dentro de las siete fiscalías especializadas también están en lista Extranjería, Seguridad Vial y Cooperación Penal Internacional. En total casi una treintena de puestos que provocarán un baile dentro de la carrera y pondrán bajo el foco la política de nombramientos de Delgado.