Don Juan Carlos, decepcionado con la Justicia británica, decidirá si apelar

La nueva vista en Londres será el día 29, con Felipe VI de visita en la ciudad

El Rey Juan Carlos I en el Congreso, el 6 de diciembre de 2018
El Rey Juan Carlos I en el Congreso, el 6 de diciembre de 2018 FOTO: Servicio Ilustrado (Automático) EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS

Don Juan Carlos está «decepcionado con la decisión del tribunal inglés de negarle su inviolabilidad. Su Majestad y sus asesores jurídicos están revisando la sentencia motivada del tribunal y decidirá si apelar ante el Tribunal de Apelación», señalaron esta noche a LA RAZÓN fuentes del despacho de abogados Clifford Chance que defiende al monarca en Londres.

Ahora la próxima fecha clave es el 29 de marzo, cuando tendrá lugar una vista para analizar las consecuencias de la sentencia.

La fecha coincide con la visita a Londres de los Reyes, Felipe VI y Doña Letizia, quienes acudirán al servicio religioso en recuerdo por el duque de Edimburgo que tendrá lugar en la abadía de Westminster. El marido de Isabel II falleció el 9 de abril de 2021, cuando estaba a punto de cumplir 100 años. La pandemia obligó a celebrar un acto reducido únicamente a 30 personas y ahora que la situación sanitaria ha mejorado Buckingham Palace le quiere rendir homenaje con miembros de otras casas reales europeas. El juez del Tribunal Superior deberá decidir ese mismo día si deben resolverse otras cuestiones preliminares, como si la jurisdicción inglesa es la correspondiente, si es de aplicación la ley de Protección por Acoso de 1997, o si se procede ya con el juicio en sí mismo. El Tribunal Superior de Inglaterra es equivalente al Supremo español y, en un caso con asuntos legales enjundiosos, podría abrir la puerta para que la parte perdedora presente recurso al Tribunal Supremo, máxima estancia judicial Reino Unido.

Uno de los tres abogados que defiende ahora a Corinna Larsen es James Lewis, quien fue seleccionado en 1998 por la Fiscalía de la Corona británica para representar precisamente a España en la solicitud de extradición del exjefe de Estado chileno, Augusto Pinochet.

Por su parte, Juan Carlos I ha contratado los servicios del despacho Clifford Chance, uno de los más caros del mundo. Forma parte del llamado Magic Circle, el grupo de los cinco despachos británicos más importantes del Reino Unido que, además, se encuentran entre los 10 despachos más relevantes del mundo. En 2016, según «The Guardian», la minuta de cada uno de abogados ya se tasaba en hasta 1.100 libras por hora de trabajo, unos 1.280 euros.