Belarra advierte a Sánchez: El Gobierno «se pone en riesgo» por el Rey y el PP

Pide a Robles que asuma responsabilidades por Pegasus: “No se puede esperar más”. Llama al PSOE a “cuidar la coalición” y “reestablecer” la confianza con la mayoría de la investidura

El presunto espionaje a políticos independentistas ha fracturado esta semana la relación política entre el gobierno de coalición y sus aliados en el Congreso de los Diputados. La fotografía llegaba ayer con el voto en contra de ERC al plan anticrisis de Moncloa, que salió adelante gracias al voto de Bildu que dijo votar “por responsabilidad”. Pero, el órdago de los republicanos va más allá de la votación. Están dispuestos a dejar solos al Ejecutivo en lo sucesivo durante la legislatura si el Ejecutivo no se implica y se abre a abrir una comisión de investigación sobre las escuchas o si no se abren a un gesto que para ellos es principal; el cese de la ministra de Defensa Margarita Robles, responsable política del CNI, al que los partidos sitúan en la diana.

Unidas Podemos, socio minoritario del Ejecutivo, se ha aliado con la causa del mundo independentista y reclama depurar responsabilidades políticas. Pero más allá de ello, advierten al Ejecutivo de que deben “cuidar la coalición”. En privado, las fuerzas aliadas ven como única salida la dimisión de la ministra como solución para evitar que el Gobierno caiga, como ya publicó LA RAZÓN.

Y este es el mensaje que ha trasladado esta mañana la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. “Este Gobierno tiene que lograr que las personas que confiaron en nosotras se sientan orgullosas”, ha reflexionado en su discurso ante el Consejo Ciudadano Estatal morado que se ha reunido este viernes para analizar las claves políticas.

En Podemos ven la mayoría de la investidura como única garantía de que el Gobierno de coalición aguante fuerte hasta las próximas elecciones generales y ven este momento como decisivo para su continuidad. Es por ello que creen que el Ejecutivo ha perdido el aval de los grupos y avisan. “En las próximas semanas el Gobierno de coalición tiene que volver a marcar el paso de la legislatura, tiene que rearticularse con urgencia y restablecer la confianza con la mayoría de la investidura y con la ciudadanía”, secundan.

Del mismo modo, en Podemos advierten a Sánchez de que no se encuentran cómodos con los pasos que han marcado la agenda en los últimos días. Entre ellas se encuentra la hoja de ruta de Moncloa destinada a reforzar la transparencia de la Corona a través de un real decreto que tiene por objetivo reformar la estructura y el funcionamiento de la Casa del Rey a través, entre otras, de una auditoría por parte del Tribunal de Cuentas, entre otras medidas.

Para Podemos, “la coalición se tensa y se pone en riesgo cuando la gente tiene la sensación de que se pisa el acelerador para llegar a acuerdos con la Casa Real y con el PP para una operación de maquillaje de la Monarquía”, que, a juicio de Belarra “usurpa el debate al Congreso y busca tapar los escándalos sucesivos e incesantes sobre las actuaciones ilegales del rey emérito”.

Críticas por “justificar el espionaje”

En cuanto a las escuchas a independentistas, los morados siguen presionando a Sánchez a “despejar cualquier sobra de duda sobre la actuación del Estado”. Podemos ha puesto el foco en la ministra Robles y es por eso que Belarra la señala directamente: “Nadie puede, ni debe, justificar el espionaje por motivos políticos”, en referencia al argumento que expuso la ministra ante los partidos independentistas cuando fue preguntada por el conocimiento del CNI o del Gobierno sobre las escuchas. “¿Qué tiene que hacer un Estado y un Gobierno cuando alguien vulnera la Constitución?». Así, la ministra morada pide “por higiene democrática” que se asuman “las responsabilidades políticas necesarias”. “No se puede esperar más”, advierte a Sánchez. El propio portavoz de Podemos, Pablo Echenique, acusó este jueves a Robles de “intentar dinamitar” la mayoría de la investidura.

Belarra exige así que el Gobierno ponga en marcha la comisión de investigación en el Congreso de los Diputados pedida por los socios para investigar las escuchas. “Tendremos que hacer públicas las actuaciones llevadas a cabo para desmontar la estructura parapolicial que construyó el PP para perseguir a Podemos y políticos catalanes”, ha pedido. Y es que, los morados inciden en que ellos “como víctimas de las cloacas del Estado”, se ven en la obligación “como demócratas” defender a la democracia española “de las cloacas y de los poderes que operan al margen de la legalidad o extralimitándose en sus funciones contra quienes consideran enemigos de sus intereses”.

En cuanto a la relación del Ejecutivo con el nuevo PP, los morados advierten a Moncloa de que debe de dejar de tender la mano a Feijóo. En el Gobierno son partidarios de seguir conversando con los populares de cara a futuras leyes durante lo que queda de legislatura, a pesar del revés que supuso la convalidación del plan anticrisis por Ucrania en el que el PP votó en contra. “Frenar a la ultraderecha no se dice, se hace. Se hace con políticas valientes y no tendiendo la mano permanentemente un Feijóo que ya ha decidido que VOX es su socio estratégico de gobierno. Hace falta más gobierno y más coalición”, advierte la secretaria general.