¿Qué pasaba en España cuando espiaban los teléfonos móviles de Sánchez y Robles?

Es el software de espionaje, desarrollado por la empresa israelí NSO Group, capaz de acceder remotamente a los teléfonos para extraer su información privada. Se aprovechan de las vulnerabilidades de los sistemas operativos para acceder a los terminales

El Gobierno de España ha informado a primera hora de este lunes que los móviles del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, también fueron espiados de manera “ilícita y externa” a través del programa Pegasus, según dos informes técnicos del Centro Criptológico Nacional. ¿Qué es Pegasus?, ¿cómo entró en los terminales de los miembros del Gobierno? Aquí, las claves-

¿Qué es Pegasus , cómo funciona y quién lo puede comprar?

Es un programa de espionaje –más conocido como «spyware» –que pertenece a la empresa israelí, NSO Group y que solo se vende o alquila a los organismos públicos como los gobiernos, la policía, el ejército o los servicios de inteligencia para prevenir atentados terroristas, desarticular redes de pedofilia, sexo y tráfico de drogas, localizar a menores desaparecidos o para proteger el espacio aéreo contra la penetración de drones, entre otras funciones.

La compañía vende este software a 45 países de todo el mundo, según sus propietarios, entre los que se incluyen México, Marruecos, Qatar, Yemen, Emiratos Árabes Unidos o Baréin. Según los expertos, el programa usa las vulnerabilidades de los sistemas de telefonía –Android e iOS– para tomar el control del terminal objetivo de espionaje. Es considerado el software más relevante del mundo del ciberespionaje que es capaz de penetrar en un móvil y robar toda su información, incluso activar la cámara del terminal o recuperar mensajes borrados sin que el usuario sea capaz de darse cuenta.

¿A quiénes han espiado en España?

El sistema Pegasus despertó la polémica en 2021 cuando una investigación del diario The Washington Post reveló una lista de 50.000 teléfonos de todo el mundo que podrían ser objetivo del software. La plataforma CitizenLab, vinculada a la Universidad de Toronto, organismo que colabora con personas cercanas al independentismo catalán, investiga si se espió con el programa Pegasus a otras 150 personas, además de las 65 vinculadas al independentismo. Entre ellos está el president de la Generalitat, Pere Aragonès, sus antecesores Quim Torra, Carles Puigdemont y Artur Mas, varios miembros del Govern y los líderes de ANC y Òmnium Cultural.

También fueron espiados el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegui, o el diputado de dicha formación en el Congreso, Jon Iñarritu, y los abogados de varios encausados en causas del procés, como Andreu Van den Eynde, el letrado de Junqueras, y Gonzalo Boye, el de Puigdemont. Ahora, el Gobierno informa de que también han sido perjudicados los teléfonos del presidente del Gobierno y la ministra de Defensa, según dos informes técnicos del Centro Criptológico Nacional, que ya han sido puestos a disposición de la Justicia.

¿Quién ha espiado?

Las explicaciones del Gobierno español se basan en que se tratan de “intrusiones externas” -después de revelar que habían sido espiados también el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles durante mayo y junio de 2021. “Intrusiones ajenas” se refiere a “ajenas a organismos estatales” y “sin autorización judicial de ningún organismo oficial”.

¿Cuándo fueron espiados los teléfonos de los miembros del Gobierno?

Según ha informado el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, el Centro Criptológico Nacional detecta dos “intrusiones” en el móvil del presidente en los meses de mayo y junio y otra intervención en junio del mismo año en el terminal de la ministra de Defensa.

¿Han podido tener acceso a sus conversaciones, fotografías o documentos privados?

Con toda probabilidad, según las investigaciones que preceden a este caso, pero no está confirmado. El Gobierno no lo ha explicado. Tan solo ha dado cuenta del volumen de datos que han sido interceptados. Del teléfono del jefe del Ejecutivo se extrajeron 2,6 gigas de información en el primer ataque y 130 megas en el segundo. En el caso de la ministra de Defensa, según el Ejecutivo, se robaron hasta nueve megas de información.

¿Qué pasaba en España en esas fechas?

En el espacio de tiempo que el Ejecutivo afirmó haber sido espiado, mayo y junio de 2021, se sucedieron en el país varias crisis –a parte de la provocada por el coronavirus. En mayo se sucedió la entrada masiva de inmigrantes en Ceuta, que desencadenó en una crisis migratoria y política con Marruecos. Ello coincide con la entrada del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, que llegó a España el pasado 18 de abril. Desde el 31 de mayo, el juez Rafael Lasala ya había incoado diligencias previas para investigar los hechos tras la denuncia del abogado Antonio Urdiales.

También Pere Aragonès llegó a la presidencia de la Generalita de Cataluña, al tiempo que el Ejecutivo iniciaba el mecanismo de los indultos a los condenados del procés.

¿Han sido espiados con Pegasus otros presidentes o jefes del Estado?

Sí, hasta 14 jefes de Estado -incluidos el presidente de Francia, Emmanuel Macron; de Pakistán, Imran Khan; el Rey de Marruecos, Mohamed VI; y el premier de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa- habrían sido espiados mediante el sistema Pegasus, según fuentes de Amnistía Internacional. También el presidente de Irak, Barham Salih, y el de Sudáfrica, Cyiril Ramaphosa; el recién destituido primer ministro paquistaní, Imran Khan; el primer ministro egipcio, Mosfafá Madbouly, y el marroquí, Saadedín el Otmani. También varios ex primeros ministros –entre ellos, el francés, Édouard Philippe– y 14 ministros de Francia, según Le Monde.