El Gobierno afirma que solo le constan espionajes a Sánchez y Robles, en ningún caso a Laya

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, niega que estos ataques se conocieran antes y pide no hacer suposiciones sin base respecto a la autoría de los mismos

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha asegurado este martes que se siguen analizando los teléfonos móviles de los miembros del Gobierno y hasta ahora no consta que haya más ataques que los sufridos por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Bolaños, en una entrevista en la SER, ha explicado que la investigación continúa pero que no hay ningún informe en el que conste que, por ejemplo, fue espiada la exministra de Asuntos Exteriores Arancha Gonzalez Laya, de quien se dijo podría haber sufrido también el ataque de Pegasus en mayo de 2021.

Ha subrayado que no se deben hacer conjeturas ya que no hay nada contrastado por parte del Centro Criptológico Nacional más allá del espionaje a Sánchez y Robles.

Ha insistido en que fue el fin de semana pasado cuando el Gobierno conoció esos ataques, no antes, y es consecuencia de la revisión en detalle de los teléfonos móviles de los miembros del Gobierno que se decidió en los días anteriores empezando por los del jefe del Ejecutivo y la ministra de Defensa.

Desde mayo de 2021, cuando se produjo el ataque, ha explicado que hubo revisiones y actualizaciones de seguridad del móvil de Sánchez que “parece que han sido eficaces” porque no consta que haya habido más espionajes. Pero asume que una de las conclusiones será la necesidad de mejorar los protocolos de seguridad.

Bolaños ha pedido prudencia y no hacer suposiciones sin base respecto a la autoría del ataque, que ha insistido en que se desconoce y que es externa.

Una respuesta que ha repetido al plantearle si podría haber sido encargado por alguien del CNI sin autorización judicial o si podría estar detrás Marruecos. Respecto a la posibilidad de que se asuman responsabilidades políticas, el ministro ha hecho hincapié en que la fase actual es la de aclarar los hechos y a partir de ahí sacar conclusiones.

Ante la pregunta concreta de si la directora del CNI, Paz Esteban, debe seguir en el cargo, se ha limitado a señalar que ella sigue al frente del organismo y está trabajando para aclarar los hechos.

Frente a las criticas de los dirigentes independentistas catalanes como Oriol Junqueras que ven una “cortina de humo” del Gobierno, Bolaños dice que lo que hace el Ejecutivo es contar la verdad a los españoles cuando lo ha sabido.

Más duro ha sido con el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, quien consideró que es “una casualidad no menor” que se conozca ahora el ataque al móvil de Sánchez. Bolaños ha dicho que echa de menos “una verdadera altura de Estado” en Feijóo con esas insinuaciones. “Le pido que demuestre esa altura de Estado que pretende tener, porque lo de ayer, esas insinuaciones, lo único que demuestran es que el Partido Popular tiene algo atávico que le impide estar en la oposición y ser un partido de Estado, responsable” ha añadido antes de pedirle que en este asunto esté al lado del Gobierno y sin lanzar sombras de sospecha.

En esa línea, ha afirmado que “cada vez el señor Feijóo se parece más a la política que llevó a cabo el señor Casado”. El ministro de la Presidencia ha vuelto a defender que los hechos se aclaren en la comisión de secretos oficiales del Congreso y no en una comisión de investigación.

EFE