Cs denuncia a Rufián ante la Fiscalía por revelación de secretos

Solicita que abra una investigación sobre “algunos diputados” y, “en particular”, sobre el de ERC

Ciudadanos ha presentado ante la Fiscalía General del Estado una denuncia contra el diputado y portavoz de Esquerra Republicana en el Congreso, Gabriel Rufián, al que acusan de revelación de secretos por sus declaraciones a la prensa tras asistir a la comparecencia de la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, en la Comisión de Gastos Reservados.

En el escrito, al que ha tenido acceso Ep, el partido naranja solicita al Ministerio Fiscal que abra una investigación sobre “algunos diputados” y, “en particular”, sobre Rufián. Según Ciudadanos, el portavoz de ERC podría haber cometido un delito que el Código Penal castiga con penas de uno a cuatro años de cárcel.

Le achacan haber “revelado” la información a la que tuvo acceso como miembro de la comisión de secretos oficiales, una vez que la Cámara Baja rebajó las mayorías necesarias para dar cabida a los partidos independentistas en medio de la polémica por el espionaje del CNI a líderes catalanes con el sistema israelí Pegasus.

Ciudadanos adjunta en la denuncia, de tres páginas, las declaraciones del portavoz parlamentario de ERC. Entre ellas, recoge que Rufián aseguró al salir de la comisión que la directora del CNI había reconocido que “solo una parte de los dirigentes independentistas espiados lo fueron por los servicios de inteligencia, siempre bajo autorización judicial”. Además, Ciudadanos señala que Rufián “habría planteado que la incursión en los teléfonos del resto de los investigados, a los que no pinchó el CNI, podría tener dos orígenes: o bien una potencia extranjera, o bien ‘organismos descontrolados’ del propio Estado”.

La formación naranja destaca que Rufián ha incumplido, con sus declaraciones a los medios, “no sólo la obligación específica que soportan los diputados, sino la general de no revelar información clasificada” en virtud de la Ley 9/1968 sobre secretos oficiales, que afecta “a todas las autoridades e, incluso, a los ciudadanos”.