El Gobierno da más de 1.000 millones para los Mossos y no tiene dinero para la Policía

Interior sigue sin cumplir los acuerdos de equiparación salarial firmados en 2018

Un coche patrulla de Mossos, en un accidente de tráfico
Un coche patrulla de Mossos, en un accidente de tráfico FOTO: Europa Press

Hay dinero, pero no hay voluntad política para cumplir con las necesidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Mientras el Gobierno de España se niega a cumplir sus acuerdos económicos y laborales con la Policía Nacional “por falta de presupuesto”, destina una partida de 1.009 millones de euros para ejecutar la financiación prevista para los Mossos d’Esquadra.

Según denuncia el SUP, existe una doble vara de medir del Gobierno con los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional. “Hartos de denunciar la situación de desamparo en la que se encuentran los policías por la responsabilidad del Gobierno, ahora nos vemos obligados a informar de una nueva decisión que discrimina a la Policía y la Guardia Civil en favor de la policía autonómica”.

En esta ocasión, el Gobierno de España ha acordado con el Gobierno Autonómico de Cataluña la entrega de una partida presupuestaria de 1009 millones de euros para ejecutar la financiación pendiente con los Mossos d’Esquadra. El problema es que el Gobierno todavía tiene pendiente cumplir varias cláusulas del Acuerdo de Equiparación Salarial para las FCSE que firmó en 2018, y que desde el SUP hemos reclamado sin descanso durante más de un lustro.

En concreto, el Ejecutivo sigue sin cumplir con el compromiso firmado de reingresar a los policías en segunda actividad y a los guardias civiles en situación de reserva. Tampoco ha cumplido el acuerdo de aprobar una Ley de Retribuciones que impida nuevas situaciones de discriminación salarial entre los Mossos y las FCSE. De hecho, los Mossos siguen cobrando una jubilación más digna, también cobran horas extras y asistencia a juicios, al contrario que los policías nacionales. Son situaciones discriminatorias que perviven en la actualidad y que se podrían resolver con la reclasificación de los funcionarios de policía al grupo B.

Sin embargo, el Gobierno se niega una y otra vez a la reclasificación al grupo B y se resiste a cumplir con estos acuerdos firmados con los sindicatos de policías y asociaciones de guardias. La excusa del Gobierno es “no hay presupuestos para hacerlo de momento” pero sí tiene 1009 millones para los Mossos.