Marruecos advierte de que no dejará pasar contrabando desde Ceuta y Melilla

El “comercio atípico” que realizaban porteadores suponía un valor de 1.000 millones de euros al año

Imagen de archivo del Beni Enzar
Imagen de archivo del Beni Enzar

El Gobierno marroquí advierte de que “bajo ningún concepto” permitira la reanudación de las actividades de pequeño contrabando, llamado comercio atípico, tras la apertura, esata noche, de las fronteras de Ceuta y Melilla, que, de momento, se hace de una manera restringida. Durante esta noche y días siguientes, sólo las personas con visa especial y los vehículos provenientes del exterior podrán cruzar los dos pasos fronterizos, según fuentes marroquíes.

El valor total de las mercancías de contrabando que pasaban de Ceuta y Melilla a las ciudades vecinas superaba anualmente, y hasta la fecha del cierre de estos dos cruces en 2020, los 1.000 millones de euros.

“Este contrabando penaliza fuertemente la economía de Marruecos; conllevaba una gran carga de trabajo en cuanto a la gestión y control de los dos pasos fronterizos. Sin olvidar, que precariza a las personas que se dedicaban a ello. Se trata decontrolar el flujo de los productos transportados y decomisar, en su caso, las mercancías de contrabando, informa Le360.

“Cabe señalar que en tiempos normales, antes del Covid-19, las dos ciudades recibían alrededor de 10.000 visitantes por día cada una. Como parte de la erradicación del contrabando, Marruecos ha invertido en el desarrollo de zonas comerciales e industriales a lo largo de la costa de las ciudades de Fnideq y M’diq, en particular para permitir la inclusión social y profesional de estas personas”, asegura

Los dos países han establecido grupos de trabajo conjuntos para determinar gradualmente las categorías de personas que podrán acceder a las dos ciudades autçonomas.