El Rey Don Juan Carlos llega al Club Náutico de Sangenjo entre aplausos y ¡Viva el Rey!

Se ha vuelto a subir a “Bribón”, aunque aún no está confirmado que vaya a capitanearlo

Pasadas las 12:15 del mediodía, el Rey Don Juan Carlos ha abandonado la casa de su buen amigo, Pedro Campos, donde ha pasado su primera noche en España tras cerca de dos años en Abu Dabi. Según ha asegurado el propio Campos a LA RAZÓN, han sido unas horas “muy emotivas”, en parte, porque está recibiendo un gran apoyo y ovaciones de los vecinos de la villa de Sangenjo.

Vestido de manera informal, con pantalón fucsia y chaleco blanco, el padre de Felipe VI ha recibido el cariño y los vivas de decenas de curiosos que se han acercado para mostrarle su cariño. Visiblemente emocionado, Don Juan Carlos I les ha correspondido e incluso se ha fotografiado con muchos de ellos.

A su llegada a las instalaciones, ha sido recibido por el alcalde de Sangenjo, Telmo Martín, y los patrones que participarán en la competición que se celebra este fin de semana en la Ría de Pontevedra. Se prevé que atienda a los medios de comunicación. Alrededor de 200 se han acreditado para inmortalizar la vuelta de Juan Carlos I tras dos años fuera de España.

Todavía no está confirmado si el padre del Jefe del Estado participará en las regatas del trofeo InterRías del circuito Copa España 2022 de clase 6mR, que se disputará desde este fin de semana. El anfitrión del Rey, ha asegurado esta mañana a LA RAZÓN, que Juan Carlos saldrá al mar “ya sea en el barco de regatas o de apoyo”.

En torno a la una y media del mediodía, Juan Carlos I se ha subido de nuevo al Bribón, su barco con el que ha tenido tantas alegrías. Aunque todavía, no está confirmado que lo capitanee durante la competición de este fin de semana.

Llegada a España

En torno a las siete y cuarto de la tarde del jueves, Juan Carlos I volvió a pisar suelo español tras 21 meses en Abu Dabi. En el aeropuerto de Vigo le esperaron la infanta Elena y su amigo Pedro Campos, su anfitrión durante los tres días que pasará en la localidad pontevedresa de Sangenjo.