Juan Carlos I deja la puerta abierta a “residir en España en el futuro” en domicilios privados

Comida familiar en Zarzuela con la presencia de la Reina Sofía con mascarilla, tras dar positivo en covid, y medidas de ventilación

Tan solo 15 minutos después de que Don Juan Carlos abandonara Zarzuela, Casa Real ha emitido un comunicado que asegura que Juan Carlos I no cierra la puerta a volver a vivir en España, En concreto, el monarca de 84 años ha transmitido a su hijo la posibilidad de “en el futuro volviera a residir en España”, aunque siempre sería en domicilios privados y no en palacio. No es algo nuevo, ya que el padre del Jefe del Estado ya lo había dicho en la misiva que le envió a su padre en marzo de este año tras el archivo de sus causas.

Durante la jornada, el Rey Felipe VI y Don Juan Carlos mantuvieron “un tiempo amplio de conversación sobre cuestiones familiares así como sobre distintos acontecimientos y sus consecuencias en la sociedad española desde que el padre del Rey decidió trasladarse a Abu Dabi el 3 de agosto del año 2020″, durante las once horas que ha permanecido en la que fuera su casa durante décadas. Se entiende, por lo tanto, que durante la conversación analizaron el desgaste de la Institución como consecuencia de las polémicas judiciales en torno a su figura así como la ofensiva del socio minoritario de la coalición contra la Institución.

A continuación, según ha explicado Zarzuela, ha tenido lugar un almuerzo familiar al que han acudido los Reyes, la Infanta Sofía, los Reyes don Juan Carlos y Doña Sofía, así como la Infanta doña Elena y sus hijos, y la Infanta doña Margarita y Don Carlos Zurita. Doña Sofía no ha podido compartir el almuerzo al haber dado positivo por covid a su regreso de Miami, aunque ha permanecido con el resto de la familia en el salón del almuerzo provista de la preceptiva mascarilla y las medidas de ventilación correspondientes.

Don Juan Carlos llegó hasta el control que da acceso al Palacio de la Zarzuela pasadas las 10.00 horas de la mañana donde le recibieron alrededor de cincuenta personas con banderas de España que le aclamaron. El padre del Jefe del Estado bajó la ventanilla del coche, en el que viajaba como copiloto, saludó y su coche entró la residencia del Jefe del Estado, la que fue su casa durante cincuenta años. A las 21:00 horas abandonó Zarzuela y se dirigió a al aeropuerto para embarcarse en el avión privado que le llevará de regreso a los Emiratos Árabes Unidos, donde ha fijado su residencia.

El padre del Jefe del Estado pisaba, tras más de dos años, la residencia en la que ha vivido desde hace más de cinco décadas y se reencontró con Rey Felipe VI por primera vez casi dos años después de se viera forzado a marcharse y tras casi cuatro días en tierras gallegas.

A diferencia de estos días, en los que hemos visto al padre de Felipe VI vestido de manera informal para participar en las regatas en la ría de Pontevedra, el exjefe del Estado ha vestido traje con corbata.

En su visita a la que fuera su residencia oficial, Don Juan Carlos también se vio con Doña Sofía, quien no ha visitado en estos casi dos años a su marido en Emiratos, como sí han hecho sus dos hijas, Elena y Cristina, y también algunos de sus nietos. Doña Sofía ha pasado el fin de semana en EE UU en una visita a título personal.

Además, este fin de semana durante su visita a Galicia coincidió con su nieto Pablo Urdangarín que se encontraba disputando un partido de balonmano y con quien se fundió en un abrazo.

Zarzuela enmarca este encuentro en la agenda privada del Jefe del Estado. Existen, por lo tanto, no se distribuyeron imágenes del encuentro. No en vano, el almuerzo que mantuvieron durante el día de hoy no estaba incluido en la agenda oficial de la Casa Real. Si bien es cierto que otros acontecimiento de carácter privado, como por ejemplo el día que la princesa de Asturias se trasladó a Gales para comenzar su primer día de clases en el UWC Atlantic College sí que se difundieron.

La última vez que la familia al completo se había reunido fue durante la comida que se celebró en la Zarzuela para festejar el 80 cumpleaños de Don Juan Carlos. En esta ocasión, la gran ausente fue la princesa de Asturias, que se encuentra en Gales estudiando.