Un «peón» de Feijóo, nuevo 2 en el Congreso

Siguen los portavoces y revoluciona las direcciones parlamentarias

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (i), junto al próximo líder del partido en Galicia, Alfonso Rueda (d), durante el 18 Congreso del PPdeG
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (i), junto al próximo líder del partido en Galicia, Alfonso Rueda (d), durante el 18 Congreso del PPdeG FOTO: Salvador Sas EFE

El Comité Ejecutivo del PP refrendará hoy los nombramientos pendientes en los segundos niveles del organigrama de Génova. Las secretarías de área que dependen de los Vicesecretarios, y que Alberto Núñez Feijóo ha dejado vacantes hasta ahora para tener una imagen más nítida del funcionamiento nacional del partido. Se han hecho ya públicos los nombres de Antonio Rodríguez Miranda, para el exterior, y de Carmen Fúnez, como responsable del área de Acción Electoral. El ex alcalde de Guadalajara Antonio Román será el encargado de la Política Municipal y Grandes Ciudades.

En esta reunión del Comité Ejecutivo el PP también espera que se despejen las dudas que quedan en los comités de dirección de los grupos en el Congreso y el Senado, una vez que desde hace días ya se daba por descontado que no habría cambios en las portavocías parlamentarias.

Feijóo mantiene en ellas a los tres escuderos de Pablo Casado. Cuca Gamarra sigue en el Congreso, además de ser la secretaria general; Javier Maroto, sobre el que había más dudas, continúa en el Senado; y Dolors Montserrat se mantiene como portavoz en el Parlamento Europeo. Mientras que Esteban González Pons, nuevo responsable de Relaciones Institucionales del partido como vicesecretario, tiene también por delante la posibilidad de ser elegido vicepresidente del Parlamento Europeo. Además de asumir las tareas de Justicia, Defensa y Política Constitucional.

Para Feijóo es muy relevante la persona que ocupe el «número dos» del Congreso, en parte por las responsabilidades que Cuca Gamarra también tiene en la Secretaría General. El grupo parlamentario lo hizo Pablo Casado, y entre esos nombres Feijóo elegirá a alguien de su máxima confianza. Ayer en la bancada popular especulaban con los nombres de José Antonio Bermúdez de Castro o Carlos Rojas, pero presidente del PP ya ha demostrado, desde que se hizo con las riendas del partido, que con él las quinielas tienden a desbarrar casi siempre.

Los portavoces parlamentarios de Casado se quedan, pero se espera una revolución en los comités de dirección tanto del Congreso como del Senado. El líder gallego ha optado por un aterrizaje prudente, en el que ha usado un bisturí de precisión, los cambios necesarios en los puestos clave para controlar el partido, pero sin hacer una renovación traumática que pudiera hacer que sobre él cayeran las mismas críticas que se hacían al equipo de Casado.

En los congresos del PP que quedan pendientes sí habrá cambios relevantes, y otra oportunidad será las candidaturas a las próximas elecciones autonómicas y municipales. Además de las generales, en las que Feijóo hará su lista como candidato a la Presidencia del Gobierno. Hasta entonces, no quiere líos internos, y prefiere concentrar todas las energías del partido en activar la maquinaria electoral, en vez de que se pierdan en disputas personales.

Además, con la continuidad en las portavocías traslada un mensaje de integración del «casadismo», a diferencia de lo que le afearon al anterior líder. Es un formalismo que ayuda también a la paz interna, aunque, en realidad, el peso real de la dirección del partido esté ya en otras manos. El líder del PP será el portavoz en los debates importantes en la Cámara Alta, donde desembarcará esta semana como senador por designación autonómica. Feijóo controlará los grupos parlamentarios, que presidirá, y en sus respectivas direcciones apostará, igual que ha hecho en Génova, por primar la experiencia en la gestión.