Guardias civiles se quejan de que el Gobierno les discrimina en la oferta de empleo público

Atribuyen esta circunstancia a que el “generalato del Cuerpo está adormecido”.

Formación de la Guardia Civil
Formación de la Guardia Civil FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

El Ministerio del Interior vuelve a discriminar a los guardias civiles con la oferta de empleo público, según la AUGC, que atribuye esta circunstancia a que “el generalato está adormecido y permite que la Benemérita tenga menos plazas que la policía”.

Según esta asociación, “la oferta de empleo público para la Guardia Civil no suple las necesidades de personal en plantilla. Ha habido un aumento de plazas respecto al año anterior pero constatamos que la oferta en insuficiente por la carencias del personal que sufrimos y que la oferta pública respecto a otras instituciones es notablemente inferior. La Guardia Civil está sufriendo este déficit que ve cómo por ejemplo las unidades de seguridad ciudadana, lucha contra el narcotráfico o unidades de la España vaciada tienen dificultades enormes para gestionar el servicio y conciliar la vida profesional y familiar”, asegura.

Por su parte, la Asociación española de Guardias Civiles (AEGC), subraya que , “con las cerca de 2.500 plazas que se ofertan hoy para la Guardia Civil el Gobierno dejará el número de efectivos del Cuerpo en cifras del año 2013, por lo que, como llevamos denunciando desde AEGC, este “refuerzo” queda aún muy lejos aún de las necesidades de personal de la Benemérita”

“Llevamos años denunciando las consecuencias que esta falta de efectivos ocasiona en nuestra Institución desde la crisis de la primera década del 2000 en la que se congeló la oferta de empleo público y durante años las bajas por pase a la reserva o jubilación no se repusieron. Un déficit de personal que se traduce, por poner solo unos ejemplos, en que en los puntos más calientes con problemas de narcotráfico o inmigración ilegal como son Ceuta, Melilla, Gibraltar o Canarias dependen sus servicios del personal itinerante que llega de otras comunidades, a las que, por cierto, se deja aún más desprotegidas al privarlas de los agentes destinados en ellas. Porque hablamos de la España Vaciada en la que en pleno siglo XXI siguen en pie puestos de la Guardia Civil con menos de 10 agentes que a duras penas pueden abrir puertas de 8 a 14 horas, como si los delincuentes ficharan y solo delinquieran en horario de oficina”.

“Estos 2.500 nuevos efectivos que se ofertan hoy siguen siendo pocos para dar solución al problema que tienen también muchas de nuestras especialidades, como en la Agrupación de Tráfico donde deberían estar destinados 10.600 agentes aunque la realidad es que tan solo cuentan con 8.627. Para AEGC volver al número de efectivos de antes del 2008 supondría que los ciudadanos tendrían un mejor servicio, los guardias civiles no tendríamos que paliar las deficiencias de personal con sobreesfuerzos día tras día y disfrutaríamos de trabajo que concilien nuestra vida profesional con la familiar, como si tienen otros cuerpos policiales”.

.