Los militares toman este sábado Huesca para reivindicar el compromiso con la OTAN

La ciudad acoge el desfile del Día de las Fuerzas Armadas que tenía que haberse celebrado en 2020. Participan más de 3.200 efectivos

Un «Leopard» y un «Pizarro» durante la exhibición en la que han participado en Huesca
Un «Leopard» y un «Pizarro» durante la exhibición en la que han participado en Huesca FOTO: EMAD

Huesca lleva toda la semana lista para el «evento histórico» que acoge hoy. Así definió hace unos días el Ayuntamiento la celebración del desfile del Día de las Fuerzas Armadas, que tenía que haber recorrido las calles de la ciudad en 2020 pero que tuvo que ser suspendido por la pandemia del coronavirus. Tras un acto reducido y simbólico en Madrid en 2021, el Día grande de los militares vuelve a su carácter itinerante y a la normalidad, con unas cifras de participantes (uniformados, vehículos y aeronaves) muy similares a las de ediciones anteriores sin restricciones. Serán más de 3.200 los efectivos que tomarán las calles –y los cielos– en un acto que será una reivindicación del compromiso de España con la OTAN, pues no solo el lunes se cumplen 40 años del ingreso de nuestro país en la Alianza, sino que en apenas un mes Madrid acogerá la Cumbre aliada.

Y los oscenses, ante este acontecimiento, han hecho caso al bando que publicó el Consistorio y han engalanado sus balcones con banderas de España como reconocimiento a la «profesionalidad con la que los miembros de las Fuerzas Armadas defienden la paz, la seguridad y la estabilidad de nuestro país». Desde el lunes, la ciudad está tomada por los militares y son numerosas las actividades relacionadas con las Fuerzas Armadas, entre las que se encuentra el plato fuerte, el desfile que a las 12:00 horas de hoy arrancará prácticamente de la plaza de Luis Buñuel y concluirá en la Avenida Martínez de Velasco.

Durante estos días, los ciudadanos han podido entretenerse con exposiciones dinámicas de material, como los carros de combate «Leopard» o los helicópteros de ataque «Tigre» en la explanada del Palacio de Congresos; con las exhibiciones de los uniformados en la Plaza de toros o asistiendo a la muestra que recoge los 40 años de España en la OTAN. Además de escuchar por toda la ciudad a las diferentes bandas de música de las unidades participantes.

A todos ellos les podrán ver hoy desfilando –por tierra y aire– en un acto que estará presidido por los Reyes Don Felipe y Doña Letizia. Todo, organizado por sus vecinos de la División Castillejos, cuyo Cuartel General está a poco más de dos kilómetros del recorrido.

Aniversario

«40 años de participación activa en la OTAN» es el lema de esta edición, en la que el Ministerio de Defensa ensalza tanto la pertenencia de España a la Alianza como las aportaciones de las Fuerzas Armadas españolas a la misma, principalmente en lo que se refiere a las misiones en el exterior, muy centradas ahora en el flanco Este tras la invasión de Ucrania.

Así que hoy, las Fuerzas Armadas harán muestra de esa fuerza sacando a la calle muchos de los medios con los que contribuyen a las misiones de la OTAN para hacer frente y disuadir a Rusia. Como los carros de combate «Leopard» o «Pizarro» desplegados en Letonia en la Presencia Avanzada Reforzada (eFP) o los cazas F-18 que desde Lituania vigilan el espacio aéreo aliado en la Policía Aérea del Báltico.

En total, junto a los 3.279 uniformados de los dos Ejércitos, la Armada o la UME también desfilarán 154 vehículos, entre los que habrá 17 acorazados y mecanizados o 40 motos. Además, por el cielo oscense volarán 69 aeronaves (45 aviones y 24 helicópteros), destacando los más esperados por todos: los siete aviones C-101 de la «Patrulla Águila», los cuales realizarán dos pasadas pintando los colores de la bandera de España en el cielo.

Ficha desfile
Ficha desfile FOTO: Antonio Cruz

Todo arrancará a las 12:00, cuando Don Felipe y Doña Letizia llegarán a la confluencia de la calle Menéndez Pidal con la Avenida de Juan XXIII. Allí, tras los saludos y honores protocolarios, el Rey, capitán general de las Fuerzas Armadas, pasará revista a la fuerza antes de situarse en el palco presidencial.

La secuencia de actos será como cualquier otra parada de este tipo y continuará con el salto de un paracaidista portando la bandera nacional, la cual será izada en el mástil situado frente a la tribuna real. Tras esto tendrá lugar el homenaje a los que dieron su vida por España, en el que el Rey depositará una corona de laurel ante un monolito en su recuerdo y los uniformados cantarán «La muerte no es el final». El momento más emotivo llegará con el toque de oración, donde el silencio se apoderará de la zona y se romperá con las salvas de artillería y el rugido de los motores de la «Patrulla Águila», que realizarán su primera pasada abriendo, ya sí, el desfile aéreo.

Desfile aéreo

Por el cielo de Huesca pasarán los cazas Eurofighter del Ejército del Aire, los «Harrier» de la Armada, los helicópteros de ataque «Tigre», los aviones apagafuegos o los A400M, que tan conocidos se han hecho tras sus últimas misiones, tanto en la evacuación de Afganistán como en el traslado de ayuda a Ucrania o, antes, en la pandemia, transportando vacunas y material sanitario.

Pero los ciudadanos que acudan hoy a la parada militar también podrán ver volar algunas de las últimas adquisiciones del Ejército del Aire: los nuevos aviones de enseñanza «Pilatus», que a partir de este verano sustituirán a los ya veteranos C-101, o el nuevo Airbus A-330 para transporte y reabastecimiento en vuelo.

Una vez los siete aviones de la «Patrulla Águila» realicen su segunda pasada tocará volver a mirar a la calle porque, acto seguido, arranca el desfile terrestre, con unidades de los dos Ejércitos, la Armada o la Guardia Civil. Pasarán a pie y a bordo de vehículos acorazados o blindados. Y entre todos ellos, también estará presente la bandera de la OTAN, en claro homenaje a la Alianza, al aniversario del ingreso de España y a la Cumbre de Madrid. Los últimos en desfilar por el asfalto oscense serán los más aplaudidos en este tipo de actos: los efectivos de la Legión y los Regulares.

En esta ocasión, el desfile se celebra dos días antes del aniversario de la entrada de nuestro país en la Alianza Atlántica. Pero en 1982, cuando España se convirtió en el miembro número 16, el Día de las Fuerzas Armadas tuvo lugar en la misma jornada en la que se oficializó el ingreso: el 30 de mayo. Entonces, fueron 8.000 los uniformados que desfilaron ante el Rey Juan Carlos por las calles de Zaragoza.