España

Detenido en Tarragona un miembro del Estado Islámico que animaba a “cortar las cabezas” de infieles

Había realizado ya el juraamento de fidelidad a la banda yihadista y operaba desde casas deshabitadas y zonas despobladas

Cartel del Daesh en el que se anima a cortar cabezas de infieles
Cartel del Daesh en el que se anima a cortar cabezas de infieles La Razón

Agentes de la Policía Nacional y de los Mossos d’ Esquadra han detenido a un individuo en la localidad de Vespella de Gaia (Tarragona) por su presunta participación en el delito de adoctrinamiento activo de terceros. Durante la investigación se ha podido constatar como el sujeto se encontraba altamente radicalizado y plenamente adherido a los postulados ideológicos del Estado Islámico (Daesh, Isis).

La operación se ha desarrollado de forma conjunta entre la Comisaría General de Información y la Brigada Provincial de Información de Tarragona, ambas de la Policía Nacional, y la Comisaría General d’ Informació de los Mossos d’ Esquadra de Tarragona. A su vez, ha sido coordinada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y dirigida por el Juzgado Central de Instrucción número 3.

La investigación comenzó en enero de 2022 cuando los expertos en la lucha contra el terrorismo detectaron a un individuo alineado con los postulados de DAESH que difundía material radical y violento de corte yihadista. Durante las pesquisas, los agentes verificaron cómo el detenido se encontraba altamente radicalizado y plenamente adherido a los postulados ideológicos de la organización terrorista, interiorizando sus mensajes y llevando a cabo un intenso proceso de difusión masiva de contenidos y mensajes yihadistas a terceros, a quienes animaba a cometer acciones violentas, como decapitaciones (de infieles).

El detenido incluso llegó a alardear de su compromiso con la organización terrorista, a la que habría realizado un juramento de lealtad. Consciente de su actividad terrorista, tomaba diferentes medidas de seguridad para evitar ser detectado. Entre otras, efectuaba cambios constantes del lugar de residencia, ocupando viviendas deshabitadas y aisladas de los núcleos urbanos, que le permitieran tener un mejor control del exterior. Los agentes destacaron su avanzado estado de radicalización junto a sus numerosos antecedentes penales -había cumplido pena privativa de libertad por un delito contra las personas-.

En la madrugada del pasado lunes, se puso en marcha el correspondiente dispositivo policial practicando, además de la detención del sujeto, el registro de la vivienda ocupada en la que residía, donde los agentes incautaron medios electrónicos, terminales telefónicos y documentación de gran interés, que están siendo analizados por los investigadores