Economía

Sánchez anuncia una rebaja del IVA de la luz del 10% al 5% como proponía el PP

El presidente del Gobierno lo incorporará al decreto de medidas “anticrisis” que aprobará este sábado. Podemos ve “insuficiente” la medida y pide el bono de 300 euros y la bajada del transporte a diez euros.

El Gobierno sigue sin conseguir el precio de la luz, a pesar de todas las medidas que ha tomado. Por ello, continúa buscando la tecla adecuada con nuevas iniciativas: de entrada, el próximo sábado, incluirá en el decreto “anticrisis” una rebaja del IVA de la luz del 10% al 5%. En este sentido, cabe recordar que Moncloa ya pulsó esta tecla el año pasado al rebajar el impuesto del 21% al 10%, pero tampoco ha surtido efecto y, hasta ahora, había rechazado aplicar más rebajas impositivas: de hecho, era una petición del PP, pero el Gobierno la rechazaba.

El decreto, que será una prolongación del que ya se aprobó en abril y que ha tenido, entre otras medidas, la bonificación de 20 céntimos por litro de gasolina, no ha impedido el alza de precios de los carburantes. Recientemente, el Gobierno aprobó un tope al gas para frenar la factura de la luz, pero, en sus primeros días de aplicación, tampoco está funcionando. Y esta semana ha reactivado otras dos leyes en el Congreso para actuar en los precios de la electricidad y todo apunta a que el Gobierno buscará acelerar su aprobación, a pesar de que llevaban congeladas desde finales del año pasado.

La inflación ha copado mucho protagonismo durante la sesión de control de esta mañana. De hecho, el anuncio de Sánchez ha surgido a raíz de una pregunta de Gabriel Rufián, quien le ha reclamado medidas para combatir el alza de los precios sobre los ciudadanos. “¿Cómo piensa acabar la legislatura? Algo que realmente preocupa a la gente y nos puede arrasar es el coste de la vida”, ha planteado Rufián. “Basta de parches, de cheques”, ha señalado, y ha reclamado impuestos a las grandes fortunas y a las grandes empresas. “Hagan lo que prometieron que harían. Si no, la carestía de la vida los arrasará”, ha afirmado.

Si bien, la medida había sido una reclamación del PP. Como se ha encargado de recordar Javier Maroto, ya pidió a la vicepresidenta Teresa Ribera que hiciera esta reducción del IVA al 5%, pero ella le respondió que la “propuesta era cosmética”. Y es que el Gobierno se había resistido a esta rebaja impositiva hasta hoy, cuando Sánchez ha creído oportuno lanzar un anuncio tras la debacle del PSOE el domingo en Andalucía.

Una medida anunciada nada más empezar el pleno que, sin embargo, no era conocida por el socio minoritario en Moncloa, Podemos, quien ve “insuficiente la medida”, y se ha encargado de recalcar que es una medida del PSOE. Eso sí, el grupo parlamentario reconoced que “no viene mal”. Según ha valorado el portavoz del grupo, Pablo Echenique, es “muy insuficiente” para proteger a las familias de la inflación. Unidas Podemos ve prioritarias otras medidas que han sido lideradas por la vicepresidenta Yolanda Díaz. Para Podemos es vital desplegar un cheque ayuda de 300 euros a las familias más vulnerables o aplicar un abono transporte de 10 euros. Medidas que esperan que se incluyan en el decreto anticrisis que el Gobierno sacará el sábado en Consejo de Ministros.

Andalucía

La inflación es uno de los elementos que más está desgastando al Gobierno y el PSOE y la izquierda considera que es una de las causas que cree que hay detrás del mal resultado porque las medidas no están teniendo impacto sobre la gente. Sobre Andalucía ha hablado la portavoz del PP, Cuca Gamarra, quien ha reprochado a Sánchez que aún no haya reaccionado “a su debacle”. Le recordó que los ciudadanos “tienen derecho a saber si su presidente hace autocrítica”. “Mientras usted suma derrotas, los españoles multiplican sus problemas y este año serán 3000€ más pobres”, y le preguntó: “¿Qué más tiene que suceder para que rectifique?”

“Usted no tiene remedio”, le espetó Gamarra y recordó que “lo que necesitan los españoles es un presidente con menos soberbia, y más sentido de la realidad, que pase página de la frivolidad y el radicalismo”. Además, aseguró que, el pasado domingo “las urnas constataron que el gobierno Frankenstein es un proyecto agotado, y usted responde con ideología en vez de economía”.

Los populares siguen insistiendo en su Plan Económico, el que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo le remitió y del que no han tenido respuesta. Por ello, Gamarra volvió a preguntar por la situación económica al tiempo que le reprochó que ni les hayan llamado para aprobar el plan de la inflación. Nosotros, sí”. “¿Con quién lo va a aprobar? A nosotros Ni nos han llamado. ¿Está dispuesto a hablar? Nosotros, sí”.

También los populares se refirieron a la Cumbre de la OTAN que tendrá lugar en Madrid la próxima semana y preguntaron a Sánchez si se había leído el plan que Feijóo le remitió con un pacto de Estado por la seguridad y la Defensa. “¿Lo ha leído?”, insistió Gamarra ante la falta de respuesta del Gobierno.

La portavoz del PP reivindicó que, “los andaluces han dicho que hay otra forma de gobernar, la que no enfrenta, la que no insulta, la política con mayúsculas, la que practica el PP”.

“Las derrotas no son definitivas”

Sánchez, lejos de rectificar, ha mostrado cierto tono de optimismo y, citando a José Saramago, ha dicho que “la derrota tiene algo positivo porque nunca son definitivas y las victoria también algo negativo, que no son definitivas”. Y, a partir de ahí, ha lanzado un dardo al PP, asegurando que reconoce la victoria de Moreno: “Reconozco la legitimidad del gobierno porque no reconocen usted la legitimidad del nuestro”.

Asimismo, también ha acusado al PP de impedir llegar a acuerdos durante esta legislatura y ha señalado que “rectificar” en las políticas públicas que está desarrollando para el PP significa “retroceso social”. “Porque hay intereses muy poderosos detrás de esas votaciones”, ha afirmado Sánchez, que hoy ha querido exhibir su agenda social.