“Operación Cúpula”: Así protege el Ejército el espacio aéreo durante la Cumbre

En el operativo también participarán aviones de alerta AWACS de la Alianza. Robles y Albares confían en que el Concepto Estratégico certifique la preocupación por el flanco Sur

Cazas de combate en alerta, helicópteros preparados con tiradores de precisión, artillería antiaérea, sistemas antidrones... Las Fuerzas Armadas también protegerán, al igual que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Cumbre de la OTAN que se celebrará la próxima semana en Madrid. Y lo harán en el marco de la que es una de sus misiones permanentes: la vigilancia del espacio aéreo español. Eso sí, muy reforzada como consecuencia de la llegada a la capital de España de más de 40 delegaciones internacionales y en plena invasión de Ucrania por parte de Rusia. Un conflicto en el Este que, sin embargo, no frena la insistencia de España de que la Alianza mire más al flanco sur.

Así lo ha confirmado esta tarde la ministra de Defensa, Margarita Robles, durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto al titular de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, para explicar algunos detalles sobre esta Cumbre, la cual han insistido en calificar de “crucial” e “histórica”. Según ha detallado, todo se gestionará a través del Mando Operativo Aeroespacial (MOA) -dependiente del Mando de Operaciones (MOPS)-, cuya misión es la de vigilancia, seguridad, control y Policía Aérea en los espacios aeroespaciales de soberanía, responsabilidad e interés nacional.

Y como la gran mayoría de las delegaciones llegarán a la base Aérea de Torrejón de Ardoz, será ese lugar uno de los epicentros de la seguridad militar. Allí se encuentra el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) de la OTAN, desde donde se controlan los movimientos de aeronaves en todo el área sur de Europa. Allí, ha detallado la ministra, se establecerá un puesto de mando con un sistema vigilancia y control aéreo, que serán los ojos para detectar cualquier intrusión en el espacio aéreo, no solo de Madrid, sino también en sus alrededores.

Cazas y aviones AWACS

En la misma base también estarán en alerta los cazas de combate F-18 del Ala 12, listos para despegar en apenas 15 minutos para interceptar cualquier aeronave sospechosa o sin identificar. Y aunque no los han nombrado, fuentes militares confirman a LA RAZÓN que ese refuerzo en la vigilancia del espacio aéreo obliga a contar con cazas preparados en otras bases, como Albacete, Morón o Zaragoza.

El avión de la OTAN de alerta temprana Awacs
El avión de la OTAN de alerta temprana Awacs FOTO: Elvira Urquijo A. EFE

Desde el aire también vigilarán el espacio aéreo español los aviones de alerta temprana AWACS de la OTAN, algo habitual en este tipo de reuniones.

Pero además de con cazas, el Ejército del Aire también contribuirá a esta misión con helicópteros NH-90 “Lobo” del Ala 48 que se desplegarán en la base de Cuatro Vientos y que llevan a bordo a tiradores de precisión del Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC), los boinas verdes del Ejército del Aire. Hace unos días, la Fuerza Aérea informaba a través de sus redes sociales que estaban llevando a cabo “misiones de adiestramiento en tiro de precisión en Bardenas con motivo de la cobertura de seguridad” de la Cumbre.

Por último, al igual que en otros acontecimientos similares o como ya ocurrió en la boda del entonces Príncipe Felipe, el Ejército de Tierra proporcionará seguridad al espacio aéreo con una unidad de defensa antiaérea del Mando de Artillería Antiaérea, cuya base está en Madrid. A todos ellos también se sumarán dispositivos contra aeronaves no tripuladas. Habrá “un refuerzo importante de la protección del espacio aéreo”, ha recalcado Robles.

Flanco Sur

Ésta ha sido una de las principales novedades de esta intervención sobre la Cumbre, en la que Albares y Robles han insistido en la importancia de que la OTAN no se olvide del flanco sur. España lleva mucho tiempo reclamando más atención a África, sobre todo tras la cada vez más fuerte presencia de Rusia en este continente, tanto con su Ejército como con el grupo mercenario Wagner.

Y tal es la importancia que nuestro país quiere darle a este área que Albares ha querido destacar que en la Cumbre participarán delegaciones de Mauritania y Jordania y que habrá una sesión de trabajo (y una cena a nivel ministros de Exteriores) para abordar las amenazas que vienen de la vecindad sur y que van ya más allá del yihadismo o los tráficos ilícitos. Por ello, confían en que el Concepto Estratégico que saldrá de la Cumbre hará una mención especial a la seguridad en ese flanco sur. Y como contrapartida, ponen sobre la mesa todas las misiones en el flanco Este en las que participan las Fuerzas Armadas.

Pero también confía el Ejecutivo en que los aliados reconozcan las amenazas híbridas, como son los ciberataques, el uso de la inmigración irregular como arma de presión política o el chantaje energético. Eso sí, Robles y Albares han insistido en que ese reconocimiento de las amenazas del flanco Sur “no va dirigido contra nadie ni hacia nadie”, explicando que lo que se hará es fijar unas amenazas que pueden venir de cualquier lugar. “Nadie puede sentirse observado o señalado. No va contra ningún país”, han apuntado sin señalar directamente a Marruecos o Argelia.

Sobre la presencia del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, en Madrid, ambos ministros han hecho hincapié en que ha sido invitado, pero que finalmente participará en una de las sesiones de trabajo por videoconferencia.

«Ceuta y Melilla no necesitan ningún guiño»

«Ceuta y Melilla no necesitan ningún guiño» de la Alianza. Con estas palabras, Albares rechazaba de nuevo que España vaya a solicitar a la OTAN que incluya una mención específica a las ciudades autónomas en el nuevo Concepto Estratégico o en el artículo 6 Tratado, que hace referencia al ámbito geográfico. Para ello, recordó las palabras el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg: «Cada centímetro de los territorios de los aliados está perfectamente garantizado por la solidaridad de todos los miembros». «No hay ninguna duda», añadió apuntando que en la Cumbre «quedará evidenciado de nuevo».