Sánchez anuncia un impuesto a los beneficios de las energéticas en 2023

El Gobierno aprueba una ayuda directa de 200 euros para trabajadores con bajos ingresos, rebaja al 50% el abono transporte y sube un 15% las pensiones no contributivas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido hoy desde la Moncloa para dar cuenta del contenido de la prórroga del decreto de medidas anticrisis aprobado en el Consejo de Ministros celebrado esta mañana de manera extraordinaria. Tras la debacle de las elecciones andaluzas para las fuerzas de izquierdas que componen la coalición, el Gabinete ha entrado en una etapa de hiperactividad ejecutiva, prácticamente a anuncio diario, y aumentando la exposición pública del presidente para que capitalice en su figura las buenas noticias.

No obstante, pese a ser considerado una suerte de revulsivo tras el varapalo electoral, el decreto que hoy ha presentado Sánchez ha estado marcado por las dificultades en la negociación interna con sus socios de Unidas Podemos. A las medidas ya anunciadas de una rebaja del IVA de la luz al 5% y que el periodo de vigencia se extenderá hasta final de año, el presidente ha sumado hoy una estimación y es que las medidas anticrisis -ya en vigor más las aprobadas hoy- tendrán un impacto de 3,5 puntos en la reducción de la inflación.

El Gobierno tiene previsto mantener las medidas del decreto anterior, entre ellas, destacan la bonificación del combustible de 20 céntimos por litro o la imposibilidad de subir el alquiler más de un 2%. A esto se suma reforzar las medidas para hacer frente a los precios de la energía, protegiendo a los consumidores más vulnerables, con una rebaja de hasta un 80% de los impuestos de la factura de la luz. En paralelo se va incentivar el uso del transporte público, con una reducción del 50% del precio de todos los abonos mensuales prestados por el Estado y un 30% de los prestados por las CC AA y entidades locales. Entrará en vigor a partir del 31 de septiembre.

También se va a dar una ayuda directa, en un único pago, de 200 euros para trabajadores autónomos y con bajos ingresos, esto es, por debajo de 14.000 euros la renta del hogar. Se aumentarán un 15% las pensiones no contributivas de jubilación e invalidez. Lo que suponen unos 60 euros más al mes a los perceptores de estas pensiones no contributivas. Además, se limitará el precio de la bombona de butano y se extenderán las medidas ya previstas para los afectados por el volcán de La Palma. El Ejecutivo estima que con estas medidas concretas está protegiendo a cuatro millones de personas. “El paquete beneficia a toda la sociedad y lo que queremos hacer con un reparto justo”.

Impuesto a las energéticas

Por ello, una de las medidas más significativas que ha anunciado Sánchez, aunque no está dentro del decreto, es la decisión de impulsar un impuesto a las eléctricas. El Gobierno está diseñando un nuevo tributo que gravará los beneficios extraordinarios de las energéticas por el alza de los precios. Será presentado en las próximas semanas como proposición de ley en el Congreso por los dos partidos que componen la coalición para que entre en vigor el 1 de enero de 2023. El impuesto seguirá la estela del ya aprobado en Italia, un 25%, según ha señalado Sánchez, y se ha diseñado para que repercuta en los beneficios que han obtenido en 2022.

Sánchez ha reivindicado la tarea del Ejecutivo durante las sucesivas crisis a las que se ha enfrentado y la forma en que lo ha hecho. “Sabemos para quienes gobernamos, para las clases medias y trabajadoras. Y vamos a seguir esa hoja de ruta”, ha señalado, hablando abiertamente de que existen “poderes” que “golpean mucho a este gobierno”. “Este es un Gobierno autónomo que sabe a quien sirve”, ha destacado.