Pinchazo en la manifestación anti-OTAN: logran convencer solo a 2.000 personas

El secretario de Estado para la agenda 2030, Enrique Santiago lidera la marcha antimilitar, mientras Podemos evita la foto ante el choque con el PSOE

La anticumbre no ha cumplido con las expectativas. Apenas 2.000 personas han acudido a la llamada de la plataforma estatal “OTAN No” y otros colectivos esta mañana en Madrid, según los datos oficiales proporcionados por Delegación de Gobierno. La organización esperaba hasta 5.000 manifestantes. Y de hecho, ha asegurado que han asistido hasta 30.000 personas, cifra que ha rechazado la Delegación.

La manifestación fue concebida como señal de protesta frente a la cumbre de la OTAN que tendrá su inicio este martes en Madrid y que reunirá en la capital de España a más de 5.000 personas, entre ellas las que conforman las más de 40 delegaciones internacionales, que viajan a nuestro país con sus jefes de Estado y de Gobierno y sus ministros de Exteriores y Defensa.

Los llamamientos por parte de las asociaciones durante toda la semana han sido constantes y el partido Izquierda Unida se ha implicado activamente enarbolando la bandera antimilitarista. Incluso el secretario de Estado, Enrique Santiago, ha sido el líder simbólico de las mismas, acudiendo hoy a la cabecera de la manifestación. Entre las proclamas más escuchadas estuvieron “Abajo el militarismo, la OTAN va a caer”, “OTAN no, bases fuera”, “OTAN culpable, OTAN militar” o “Solidaridad con el Dombás”. ‘No a la guerra’ o ‘Paz ya’. Además, se han visto algunos carteles contra la posición del Ejecutivo ante la Cumbre de la Alianza Atlántica, como ‘Gobierno cómplice’ o gritos como ‘Vasallo imperialista’, informa Ep.

Izquierda Unida ha participado, además, en varias mesas redondas durante este fin de semana reivindicando su rechazo a la OTAN o al aumento del gasto militar en los Presupuestos, entre otras cuestiones. La marcha ha contado así con el apoyo de numerosos cargos de Izquierda Unida, entre ellos, la portavoz federal de IU, Sira Rego, el eurodiputado de esta formación, Manu Pineda, y los diputados en el Congreso Miguel Ángel Bustamante y Roser Maestro, junto a otros cargos de la Ejecutiva federal como Carlos Sánchez Mato y dirigentes de las distintas federaciones autonómicas. Por otro lado, ha estado presente el diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, que formaba parte de la cabecera ‘Galicia contra la OTAN’ y el dirigente de Anticapitalistas, Miguel Urbán, que encabezaba otra parte de la manifestación junto a miembros de su partido. Una presencia anecdótica ha sido la de la diputada de la CUP, Mireia Vehí, que ha coincidido con la manifestación mientras paseaba por Gran Vía.

Quien finalmente no ha acudido es Podemos, socio de Gobierno de Pedro Sánchez, así como ningún ministro de Unidas Podemos. En un principio sí se preveía la participación del titular de Consumo y coordinador federal de IU, Alberto Garzón. Cargos de Podemos tenían previsto acudir a la manifestación en Madrid, pero finalmente se ha optado un perfil bajo, conscientes de la imagen de la disrupción que provocaría ver a Podemos manifestarse mientras que la parte socialista cierra filas con la Alianza Atlántica.

En Izquierda Unida, sin embargo, rechazan que el apoyo a la marcha provoque problemas con el PSOE. Así lo expresó la portavoz de IU, que señaló a los medios de comunicación que su concurso en esta manifestación no genere algún conflicto dentro de la coalición con el PSOE, puesto que son fuerzas políticas “diferentes” que han sido capaces de acordar un programa de gobierno social, pero que es normal que tengan “discrepancias o matices” respecto a algunas cuestiones.

Convocada por la plataforma estatal ‘OTAN No’ y otros colectivos, como colofón a la contracumbre alternativa por la paz, la manifestación ha arrancado al mediodía desde Atocha para recorrer el Paseo del Prado, Cibeles, Gran Vía hasta recalar en Plaza de España, donde se ha procedido a una breve lectura del manifiesto unitario, que entre sus puntos demanda la disolución de esta organización militar.