Los misiles antiaéreos españoles ya están en Letonia, a 170 kilómetros de la frontera rusa

España refuerza la misión de la OTAN con una batería antiaérea y 85 efectivos, con lo que alcanza un numero de 600 militares en este país junto a carros de combate y blindados “Leopard” y “Pizarro”

La batería antiaérea española en Letonia
La batería antiaérea española en Letonia FOTO: EMAD

La batería de misiles que España prometió a la OTAN para defender aún más a Letonia ya está en el país. Se trata de una nueva muestra del compromiso de nuestro país con la seguridad aliada, pues tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia ha ido reforzando sus diferentes contingentes desplegados en operaciones de disuasión en el flanco Este. Y en esta ocasión lo hace otra vez en la misión de Presencia Avanzada Reforzada (eFP), con una batería antiaérea y unos 85 efectivos.

En concreto, tal y como ha confirmado el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) en un comunicado, el Ejército de Tierra ha desplegado ya el nuevo armamento en la base aérea letona de Lielvardes, a unos 170 kilómetros al oeste de la frontera rusa. Allí ha trasladado una Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA), sobre la base de una Batería “Nasams”. Con esta aportación, el contingente español asciende a cerca de 600 efectivos. Son, después de dos ampliaciones, casi 250 más de los que antes de la guerra formaban parte del batallón multinacional liderado por Canadá.

Los 85 militares recién desplegados pertenecen al Regimiento de Artillería Antiaérea nº 73, con base en el acuartelamiento “Tentegorra” de Cartagena (Murcia). Y llegan con un material, explica el EMAD, “cuya capacidad aporta un alcance intermedio para protección de puntos vitales y permite la integración en el sistema de defensa aérea y contra misiles de la OTAN”.

De esta forma, Defensa culmina el segundo refuerzo en esta misión en los últimos meses y que arrancó el pasado marzo, cuando envió a la localidad de Adazi (donde está el grueso del contingente español) 150 efectivos más y armamento pesado, concretamente obuses autopropulsados.

600 efectivos

Defensa, subraya que “este refuerzo de personal y material es parte del apoyo proporcionado por las Fuerzas Armadas españolas a Letonia, en el ámbito de la disuasión la defensa de la Alianza”. A partir de ahora, el contingente español asciende a unos 600 militares, la mayoría de ellos de la Brigada “Guzmán el Bueno” X (Córdoba), con quienes también están los efectivos del Regimiento de Artillería de Campaña nº 11 (Burgos).

El nuevo material desplegado, recién llegado a Letonia
El nuevo material desplegado, recién llegado a Letonia FOTO: EMAD

El sistema “Nasams” cuenta con un alcance eficaz de unos 10 kilómetros en torno al objetivo a proteger, aunque puede llegar hasta los 25 kilómetros. Está compuesto por 2 lanzadores séxtuples de misiles “Amraam”, del tipo “dispara y olvida, con una velocidad de Mach 2 y un sistema de guiado semiactivo.

España participa desde 2017 en la misión de Presencia Avanzada Reforzada de la OTAN. Lo hace formando parte de un batallón multinacional liderado por Canadá y en el que también hay efectivos de otros países como Italia, República Checa, Montenegro o Polonia. Éste es uno de los cuatro batallones multinacionales desplegados en esta zona, pues también hay en Lituania, Estonia y Polonia, los cuales están liderados por Alemania, Reino Unido y Estados Unidos.

España comenzó con un contingente de 350 efectivos y carros de combate y blindados “Leopard” y “Pizarro”. El pasado marzo, tras la solicitud de la OTAN, envió 150 efectivos más y obuses autopropulsados. Con este nuevo refuerzo con la batería antiaérea, Defensa asegura que el batallón está preparado para “una disuasión creíble y eficaz frente a cualquier amenaza a nuestro aliado báltico, estando en disposición de actuar en la defensa de Letonia si fuera necesario, y mostrando el firme compromiso con la Alianza de los países que lo componen, y el carácter multinacional del mismo”.

Además, en la zona España cuenta también con un destacamento aéreo en Siauliai (Lituania). Está compuesto por unos 140 efectivos y ocho cazas F-18 que estarán allí hasta el mes de agosto. A finales de dicho mes, cuatro cazas Eurofighter y 130 militares se desplegarán junto a Alemania en Amari (Estonia).