Propuesta judicial para zanjar la “politización” del CGPJ: elección directa y proporcional de los vocales

Dos asociaciones proponen que el Consejo pueda ejercer sus funciones solo con los doce miembros elegidos por los jueces para sortear futuros bloqueos

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) lleva en funciones desde diciembre de 2018 por la falta de acuerdo entre PSOE y PP para su renovación
El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) lleva en funciones desde diciembre de 2018 por la falta de acuerdo entre PSOE y PP para su renovación EFE

Dos agrupaciones judiciales -la asociación Francisco de Vitoria y Foro Judicial Independiente, que representan a más de 1.100 magistrados- abogan por un sistema de elección directa y proporcional para la elección de los doce vocales del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de procedencia judicial y defienden que el órgano de gobierno de los jueces pueda desarrollar plenamente sus funciones de forma provisional con esos doce vocales en caso de bloqueo en la renovación por parte de las fuerzas políticas.

Según la propuesta -que tienen intención de trasladar a las otras dos asociaciones, la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y la progresista Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD)- podrán presentar candidaturas para cubrir esas plazas “todas las asociaciones judiciales, pero también agrupaciones de electores y los jueces a título individual, que logren los avales fijados, en un número que no imposibilite de lleno la presentación de quienes legítimamente quieren aspirar a ser elegidos vocales”.

El acuerdo entre las dos asociaciones -que se remitirá a todos los grupos parlamentarios y al propio CGPJ- contempla que puedan ser elegibles “todos los que figuren en el escalafón de la carrera judicial como magistrados del Tribunal Supremo, magistrados y jueces, siempre que estén en activo”. Del mismo modo, proponen que la organización del proceso electoral corra a cargo del CGPJ, “bajo el control de la Junta Electoral Central, y de los interventores que nombren las asociaciones y las agrupaciones de electores”.

Listas abiertas y voto a seis candidatos

En el caso de las candidaturas completas (12 candidatos), se estipula que deben incluir “al menos un miembro de cada categoría judicial: magistrado del Tribunal Supremo, magistrado y juez”. La elección por los jueces sería mediante listas abiertas y cada elector podría votar a seis candidatos de entre los que se presenten, teniendo cada voto un valor diferente en función de la posición del elegido en la lista (se asignarían más puntos al primer votado que al segundo, y así sucesivamente).

La reforma, defienden las asociaciones firmantes, “está en la línea de los estándares de independencia reclamados y exigidos desde el Consejo de Europa en reiteradas ocasiones; es decir, acabar con la imagen de politización existente en la selección de los vocales y que ha originado el rapapolvo desde instancias del Consejo de Europa a España en los últimos años”.

El objetivo, defienden, es lograr tener un órgano de gobierno de los jueces y magistrados “no controlado por los otros poderes” para pasar página a la actual percepción ciudadana de que a resultas del sistema vigente de elección de los vocales el CGPJ “está sometido al poder político, lo que es gravemente perjudicial para la democracia y el Estado de Derecho”.

Representación “plural” de la carrera

Con este sistema, aseguran, se garantiza una configuración “plural y representativa de la carrera judicial” en el Consejo y que, en consecuencia, las decisiones que se adopten sean “fruto de un debate, intercambio de pareceres y puntos de vista” que avalen su “neutralidad e imparcialidad”.

Por último, y en previsión de que -como sucede en la actualidad con el CGPJ, que lleva tres años y medio en funciones- los políticos no se pongan de acuerdo para renovar la institución, proponen que “se prevea que el nuevo CGPJ pueda empezar a funcionar provisionalmente solo con los vocales judiciales que hayan sido elegidos en plazo, o, también con los vocales no judiciales mediante la prórroga de sus mandatos”

El Consejo General del Poder Judicial cuenta con veinte vocales, de los que doce tienen que ser elegidos entre jueces y magistrados en activo, según establece la Constitución.

APM y JJpD se desmarcan: “Ahora no toca”

Las dos asociaciones que no respaldan la propuesta, la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura y Juezas y Jueces para la Democracia ven prematura la iniciativa. Para la portavoz de la APM, María Jesús del Barco, «ahora mismo es un debate que no lleva a ninguna parte, pues habrá que abordarlo cuando exista voluntad política de cambiar la LOPJ». «Llevamos pidiendo el cambio de la ley desde 1985. Nuestra formula es representar la voluntad de los jueces: que puedan elegir a todos los vocales de procedencia judicial», insiste. Pero deja claro que «hay que renovar de una vez» el CGPJ porque la situación es «insostenible».
En esa misma línea, la portavoz de JJpD, Ascensión Martín, considera que “no hay que adelantar acontecimientos” y aunque reconoce que la propuesta está “muy elaborada”, recuerda que deberá ser el poder legislativo “el que una vez se renueve el Consejo actual abra un debate sobre el sistema de elección de los vocales de procedencia judicial”. Pero al igual que la APM prioriza que se renueve el CGPJ. “No podemos llegar de nuevo al acto de apertura del año judicial con el Rey delante sin que se haya hecho”.