Sánchez pide prepararse para “cualquier escenario” sobre cortes de gas en otoño

El presidente pide a Podemos «ser responsables y ser solidarios» con el aumento del gasto en Defensa

Pedro Sanchez en la cumbre de la OTAN en Madrid
Pedro Sanchez en la cumbre de la OTAN en Madrid FOTO: David Jar La Razon

El presidente del Gobierno cerró ayer dos días de cumbre de la OTAN con una entrevista en La Sexta en la que lanzó varios mensajes a sus socios de coalición. En sus últimas intervenciones públicas, el jefe del Ejecutivo ha desterrado la palabra «Podemos» de su vocabulario, a quienes se refiere ahora sistemáticamente como «la izquierda a la izquierda del PSOE» o el «socio minoritario del Gobierno». A ellos ha dedicado en las últimas horas varias llamadas de atención, llamando a la «reflexión» y a «revisar sus postulados» sobre su oposición a la OTAN, el despliegue de dos nuevos destructores estadounidenses en la base naval de Rota (Cádiz) o el aumento del gasto militar hasta el 2% del PIB. En La Sexta, Sánchez fue más allá y llamó a sus socios a «ser responsables y ser solidarios» porque «el orden internacional ha cambiado» y «no puede haber equidistancia entre el agresor y el agredido», en referencia a Rusia y Ucrania, respectivamente.

Sobre la crisis de la valla de Melilla, una polémica que persiste, larvada, pese al éxito de la cumbre de la OTAN, el presidente volvió sobre sus pasos, en lo más parecido a una rectificación que se le ha escuchado en los últimos días. Sobre el calificativo de «bien resuelto» que dedicó el mismo viernes en que se produjo el «asalto» a la valla, Sánchez consideró que, de haber visto las imágenes, «es evidente que no diría esas palabras». Sin embargo, el presidente sí mantuvo la línea discursiva equidistante entre las víctimas y la gendarmería marroquí, para la que volvió a pedir «empatía».

Pero quizá el titular más contundente del presidente del Gobierno se produjo en lo relativo a la guerra de Ucrania. Sánchez llamó a no engañar a los españoles y anticipó un escenario de conflicto prolongado en el que existe un riesgo cierto de cortes de suministro por parte de Rusia. «Debemos prepararnos para cualquier escenario. Putin está usando el gas y el petróleo como un arma más en su guerra contra Europa». «Es un riesgo cierto que tenemos que tomarnos muy en serio», dijo. En este sentido, Sánchez reivindicó que gobernará para la clase media, pero que habrá que «ser responsables» y hacer ciertos sacrificios, porque defender la paz y la democracia tiene un precio, que sería mucho mayor de no hacerlo.

Dentro de ese mensaje a las clases medias, el jefe del Ejecutivo volvió a incidir en que existen «poderes ocultos» que quieren derrocarle y deslizó que, mientras su proyecto «es autónomo» hay otros partidos «que tienen hipotecas y que defienden determinados privilegios». A continuación, pidió al PP que renueve ya el Consejo General del Poder Judicial. La entrevista acabó con un doble «sí»: «sí» a que agotará la legislatura y «sí» a que será el candidato a las próximas elecciones generales tras presentarse a las primarias. Pendiente queda todavía si llamará a Feijóo.