El Gobierno prevé avalar el pacto con Biden sobre Rota este mes de julio

Sánchez quiere que se apruebe en el último pleno de julio, lo que obligaría a llevarlo al próximo Consejo de Ministros

«Pronto». Así responde el presidente Pedro Sánchez cuando le preguntan por los tiempos que maneja el Gobierno para dar carta de naturaleza al acuerdo alcanzado con el presidente de EE UU, Joe Biden, durante su reunión en Moncloa, en la que pactaron ampliar el despliegue de tropas estadounidenses en la base de Rota (Cádiz). Aunque en un primer momento fuentes gubernamentales aseguraron que no había urgencia para la modificación del convenio bilateral de defensa con Estados Unidos, porque antes la Administración norteamericana debía formalizar jurídicamente su voluntad de enviar dos nuevos destructores a la citada base naval, lo cierto es que la voluntad sí es agilizarlo.

Fuentes socialistas confirman a este diario que la intención del Gobierno es que este despliegue pueda estar aprobado antes del descanso estival. El objetivo sería avalarlo, en su trámite parlamentario, en el último pleno que se celebrará en el mes de julio, fijado, a día de hoy, para el próximo jueves 14. Lo apretado del calendario obligaría, por tanto, a que el paso previo, su validación por parte del Consejo de Ministros, se produzca la próxima semana. Desde Moncloa no confirman oficialmente este extremo y se limitan a señalar que están trabajando para aprobarlo «cuanto antes». Eso sí, esto no implica que los destructores vayan a llegar de manera inminente, tal como señalan fuentes gubernamentales, ya que con carácter previo a la llegada de los buques se deben acometerse obras en la base de Rota que ya están contempladas en los presupuestos de EE UU.

Lo que sí es más urgente, según el Gobierno, es la aprobación de la adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN tras el acuerdo alcanzado el martes con Turquía para desencallar las negociaciones y la previsión de formalizarlo el próximo martes en Bruselas. Su incorporación a la Alianza Atlántica debe ahora ser ratificada por los Parlamentos de todos los países aliados, lo que España tiene intención de hacer en el menor plazo posible para facilitar su rápida adhesión.

En el Ejecutivo cuentan con tener los votos suficientes para sacar adelante ambas cuestiones. Especialmente controvertida es la que se refiere al despliegue militar por la negativa ya explicitada de sus socios habituales a aceptarlo. En este ámbito, en Moncloa miran de manera prioritaria al PP, con quienes ya se han puesto en contacto para granjearse su apoyo. El clima que va a protagonizar la negociación ya se pudo anticipar ayer en el Congreso, donde se debatió y votó una moción impulsada por el PP, que recogía 15 puntos del plan de Alberto Núñez Feijóo para afrontar cuestiones en materia de Defensa y Exteriores. Así, de esos 15 puntos, PSOE y Podemos votaron 14 de forma diferente. Los socialistas apoyaron 12 de los 15 puntos, mientras que Podemos solo respaldó dos.

En lo que respecta a la adhesión de Suecia y Finlandia, incluido como uno de los puntos de la moción, el PSOE lo rechazó porque también contenía una «condena» al bloqueo que estaba protagonizando hasta ahora Turquía, que ya ha anunciado que levanta el veto a la entrada de los países nórdicos. Podemos, que lleva días en campaña en contra de la OTAN, se abstuvo.

La moción también incluyó otros puntos sensibles que reflejaron las discrepancias entre PSOE y Podemos, aunque dejaron entrever un alineamiento entre socialistas y populares. El primer punto de todos hacía referencia a dar apoyo a los resultados de la Cumbre, que los socialistas apoyaron y los morados rechazaron.

En cualquier caso, los populares aprovecharon la iniciativa para reivindicar el amplio apoyo que concita en el Congreso su plan de Seguridad y Exteriores (también incluía un punto relacionado con Argelia): todos los puntos fueron aprobados y, más de la mitad de ellos, con una abultada mayoría. Pablo Hispán, diputado del PP, reiteró la mano tendida al Gobierno para evitar depender de Podemos. «Sería bueno que nos llamaran para abordarlo», señalaba, en referencia al plan de Defensa que ha ofrecido Feijóo a Sánchez.