Esquerra presiona al Gobierno con la ley de Memoria para juzgar crímenes franquistas

Los republicanos negocian con Moncloa cambios en la norma sobre este punto y la reparación efectiva de las víctimas: “Se tienen que acabar las querellas argentinas”

La diputada de ERC Carolina Telechea.
La diputada de ERC Carolina Telechea. FOTO: Javier López EFE

Si nada cambia, el Gobierno tiene garantizada la aprobación de la ley de Memoria Democrática. Sin embargo, la foto también es importante y, de momento, en Moncloa son conscientes de que no está al completo y puede quedar deslucida sin Esquerra, un partido con ascendencia en el movimiento memorialista y que, de momento, sigue en la abstención. La portavoz de los republicanos, Carolina Telechea, ha expuesto este martes que las negociaciones siguen y seguirán hasta el último minuto, pero mantienen sus dos exigencias: la derogación parcial de la Ley de Amnistía de 1977 para juzgar los crímenes del Franquismo y la reparación efectiva de las víctimas.

Telechea ha reivindicado que, a pesar de que ERC está ahora en la abstención, también ha habido “muchos avances” que se han dado gracias a su partido. Y, en este sentido, subrayan que se han introducido cuestiones que reclamaban desde el primer momento (desde el debate a la totalidad), como la declaración de “ilegalidad” del régimen franquista o la anulación de las sentencias y condenas.

Sin embargo, aspiran a más y, sobre todo, ponen en el foco en una idea en la que vienen insistiendo mucho en los últimos días: “Se tienen que acabar las querellas argentinas”. Los republicanos consideran que es insuficiente la enmienda de PSOE y Podemos para interpretar la Ley de Amnistía de 1977 conforme al derecho internacional, lo que podría abrir la puerta a investigar y juzgar crímenes franquistas. En este punto, hay dudas jurídicas porque hay quien cree que sí permitirá ese escenario, como sostiene Podemos, y hay quien no, como sostienen PSOE y ERC (aunque por razones distintas).

En Esquerra creen que es insuficiente porque mientras la Ley de Amnistía de 1977 esté vigente, los tribunales no admitirán ninguna querella, que es lo que, según argumentan, está sucediendo actualmente (de ahí que las víctimas acudan a Argentina). Los republicanos, inicialmente, sí reclamaban la derogación completa de la Ley de Amnistía, pero ahora están negociando una derogación parcial (dos apartados de la norma) para que se puedan juzgar los crímenes del Franquismo. La negociación con el Gobierno se encuentra en este punto ahora.

También están negociando con el ejecutivo español la reparación efectiva de las víctimas: es decir, que se pueda indemnizar a todas ellas. Los republicanos insisten en que no basta con el reconocimiento y advierten de que van quedando menos víctimas y, por ello, se convierte en urgente incorporar este punto. En el Gobierno, sin embargo, recuerdan que, de distintas formas, se ha ido indemnizando a más de 600.000 víctimas por un valor de más de 21.000 millones de euros.

Decreto “anticrisis” y reforma del CGPJ

Mientras la ley de Memoria continúa en negociaciones y ERC está en la abstención, todo apunta a que los republicanos facilitarán tanto el decreto “anticrisis” como la reforma legal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En este sentido, Telechea, que ha evitado revelar el voto sobre ambas iniciativas, ha asegurado que están estudiando el decreto y, aunque echa en falta algunas medidas, también ha recalcado que están “a favor de ayudar a las personas que más lo necesitan”; sobre la reforma para renovar el Tribunal Constitucional, también ha dejado entrever un apoyo ya que ha recordado que la “cúpula judicial es de mayoría conservadora y carece de progresismo y feminismo” (la renovación del TC parece urgente para el bloque progresista del Congreso teniendo en cuenta que hay se tiene que estudiar el 25% del castellano o la nueva Ley educativa).