Un juez paraliza el derribo de los cuarteles de Loyola

El TSJV falla a favor del recurso presentado por Vox y determina que se incluyan en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Construido

Cuartel de Loyola
Cuartel de Loyola FOTO: Ejercito de Tierra La Razón

Era una reivindicación histórica del PNV. Los seis votos de la formación nacionalista vasca fueron el precio que el Gobierno de Pedro Sánchez puso para sacar al Ejército del cuartel donostiarra de Loyola y entregárselo al Ayuntamiento de San Sebastián para su ampliación urbanística. Con esta cesión, rechazada durante años por diferentes Ejecutivos, parecía ponerse fin a, prácticamente, un siglo de historia de este acuartelamiento en la ciudad, cuyos terrenos compró allá por 1920 el entonces Ministerio de la Guerra por menos de un millón de pesetas.

Sin embargom, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha fallado en favor del recurso que Vox interpuso para frenar el derribo de los cuarteles de Loyola- y lo estima parcialmente-. Además, los cuarteles tendrán que incluirse en el Plan Especial de Protección del Patrimonio Construido (PEPPUC), por lo que no se podrá demoler este conjunto arquitectónico de principios de siglo XX, de titularidad del Ministerio de Defensa, y que, actualmente, se encuentra en uso por Regimiento de Infantería «Tercio Viejo de Sicilia» Nº 67.

El Ayuntamiento de San Sebastián no incluyó el Cuartel de Loyola como merecedor de la protección en el PEPPUC, para posibilitar que el Ministerio de Defensa pudiera desafectarlo y pactar con el consistorio el cambio de titularidad del mismo para el desarrollo urbanístico posterior, previa demolición.

La vicesecretaría nacional jurídica de Vox, bajo la dirección de Marta Castro, se apoyó en informes periciales especializados de dos grupos de expertos arquitectos e historiadores, donde quedó justificado el cumplimiento de los requisitos necesarios para su catalogación.

En su escrito a la Sala de lo Contencioso-Administrativo, afirmaba que los Cuarteles «cumplen los criterios sentados en el PEPPUC para ser protegidos». Además, según indica Vox, el TSJPV realiza una comparativa con otra serie de cuarteles que tienen protección». «No es este un dato de por si que concluyente pues es evidente que no son cuarteles idénticos, pero es una comparativa ilustrativa y que sirve para reforzar la conclusión probatoria que se sostiene», justifica en su fallo.

Desde 1926

Los cuarteles de Loyola se instalaron en la ciudad de San Sebastián en 1926 y son sede del regimiento de Infantería Tercio Viejo de Sicilia Nº 67 cuyos orígenes históricos se remontan al año 1534. Además, del logro en la protección del patrimonio para la ciudad de San Sebastián y para España, tal y como ha señalado el TSJPV, Vox apunta que, “con esta sentencia se impide el propósito anhelado durante décadas por los separatistas vascos y por el terrorismo de ETA de hacer desaparecer de la provincia cualquier vestigio del Ejército y de debilitar la presencia del Estado y de sus símbolos”.

Los cuarteles han sido objeto de siete ataques terroristas y ETA asesinó en Guipúzcoa a dieciséis militares, precisamente, con ese propósito de expulsarlo del País Vasco.