Sánchez allana el indulto a Griñán: “El Gobierno actuará en el marco de la ley”

El presidente del Gobierno intenta desmarcar a los ex presidentes andaluces de la corrupción: “Pagan justos por pecadores”

El Gobierno mantiene una cuidada ambigüedad cuando se les pide un pronunciamiento sobre un eventual indulto a José Antonio Griñán, tras ser confirmada su condena por el “caso de los ERE” en Andalucía. En el Ejecutivo se aferran a que no se ha hecho pública la sentencia, solo el fallo adelantado, y evitan hacer “hipótesis” sobre el recorrido judicial que puede tener el ex presidente andaluz. Si la portavoz gubernamental, Isabel Rodríguez, evitaba el martes descartar la medida de gracia, el presidente tampoco ha cerrado esta puerta.

Preguntado por si su Ejecutivo se plantea conceder el indulto a Griñán, condenado a seis años de prisión, Sánchez se limitó a responder que “no podemos especular sobre hipotéticos futuros. Respetamos, como no puede ser de otra manera, los pasos que se puedan dar por parte de las defensas” para apuntar inmediatamente que “el Gobierno lo que va a hacer es actuar en el marco de la ley y colaborando con la Justicia”.

El presidente del Gobierno se ha referido a la situación de ambos ex presidentes andaluces en la rueda de prensa que ha ofrecido junto al primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, al término de la cumbre hispano-polaca que se ha celebrado en Varsovia y ha considerado que “están pagando justos por pecadores”.

Después de que el Tribunal Supremo confirmara este martes la sentencia que impuso seis años de cárcel a Griñán y nueve de inhabilitación a Chaves por el caso ERE, el jefe del Ejecutivo ha subrayado que el Gobierno respeta siempre las decisiones judiciales. Ha recordado que la decisión del Tribunal Supremo ha contado con dos votos particulares, no se conoce el contenido de la sentencia y, por tanto, hasta septiembre “no habrá una lectura clara de cuáles son las causas”.

Como ya hiciera el partido durante las últimas horas, Sánchez ha subrayado que Chaves y Griñán dimitieron de sus responsabilidades políticas hace más de un lustro y no han sido condenados y ni siquiera acusados “de haberse lucrado o haberse llevado un céntimo de euro o haber financiado irregularmente a formaciones políticas”. “Por tanto, no hubo enriquecimiento personal, tampoco hubo financiación de partidos políticos y lo que sí hubo fueron dimisiones hace más de un lustro asumiendo sus responsabilidades políticas”, ha insistido.

Tras afirmar que su Gobierno ha demostrado con palabras y hechos que es “limpio e implacable” con la corrupción, ha recordado que por eso ha condenado los comportamientos de quienes en el caso de los ERE se aprovecharon de un mecanismo aprobado por el Ejecutivo andaluz y el Parlamento de Andalucía que ayudó a cientos de trabajadores.