La mayoría del Consejo Fiscal no apoyará el ascenso de Dolores Delgado

Los seis vocales de la Asociación de Fiscales no la propondrán para fiscal de Sala de lo Militar del Tribunal Supremo

Dolores Delgado (dcha.), en la toma de posesión de Álvaro García Ortiz como nuevo fiscal general del Estado el pasado día 5 en el Tribunal Supremo
Dolores Delgado (dcha.), en la toma de posesión de Álvaro García Ortiz como nuevo fiscal general del Estado el pasado día 5 en el Tribunal Supremo FOTO: J.J.Guillén EFE

Es un órgano consultivo y sus decisiones, por tanto, no son vinculantes, pero el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, constatará hoy cómo la mayoría del Consejo Fiscal no opta por su antecesora Dolores Delgado para ocupar la plaza de fiscal de Sala de lo Militar del Tribunal Supremo (TS), lo que significaría su ascenso a la máxima categoría de la carrera fiscal.

El Consejo Fiscal consta de doce integrantes, aunque solo nueve de ellos son elegidos por sus compañeros. Los tres miembros natos son el propio fiscal general, la teniente fiscal del Tribunal Supremo, María Ángeles Sánchez Conde, y la fiscal jefa de la Inspección Fiscal, María Antonia Sanz. Todos tendrán que elegir entre una lista de veinte aspirantes y, según fuentes de la mayoritaria Asociación de Fiscales (AF), los seis consejeros pertenecientes a esta agrupación conservadora no apoyarán el nombramiento de Delgado.

Tampoco lo hará el también consejero Salvador Viada, de la Asociación Profesional e Independiente de Fiscales (APIF), pero por motivos bien distintos. Viada ha pedido no participar en la votación ni en las deliberaciones porque su mujer, la fiscal de Anticorrupción Teresa Gálvez, es una de las candidatas a esa plaza.

El Gobierno lo intentó por ley en marzo

Así que finalmente serán once los integrantes de este organismo que se pronuncien sobre los aspirantes a ese puesto, proponiendo al candidato que consideren más adecuado para el mismo. Y si, como parece, el fiscal general, los otros dos miembros natos y los dos de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) –a la que pertenecía Delgado antes de dar el salto a la política como ministra de Justicia en el Gobierno de Pedro Sánchez– proponen su nombramiento, éste obtendrá cinco votos frente a los seis que se inclinarán por otro de los candidatos.

En todo caso, al margen del aspirante que reciba un mayor respaldo, la propuesta que García Ortiz eleve a la ministra Pilar Llop para que la lleve al Consejo de Ministros no estará condicionada por esa decisión. De hecho, una de las críticas recurrentes a la que tuvo que enfrentarse su antecesora fue el nombramiento de altos cargos de la carrera en contra del criterio mayoritario del Consejo Fiscal.

El Gobierno ya intentó garantizar el pasado marzo a Delgado una plaza de fiscal de Sala mediante una sorpresiva enmienda del PSOE a la Ley Concursal, pero las críticas de la oposición, e incluso de Unidas Podemos, y de la propia Asociación de Fiscales le obligaron a dar marcha atrás.

Dos candidatos para Anticorrupción

Además de Delgado, a fiscal Togado del Supremo también optan, entre otros, el fiscal de la Audiencia Nacional Carlos Bautista; Juan Ramón Calparsoro, fiscal jefe de Guipúzcoa; Belén Suárez, ex teniente fiscal de Anticorrupción; la que fuera fiscal del 11-M Olga Sánchez; el fiscal del Tribunal Supremo Álvaro Redondo y el fiscal jefe de Málaga Juan Carlos López Caballero.

Pero al margen de esa codiciada plaza, el Consejo Fiscal también ha de pronunciarse en su reunión de hoy sobre otros dos puestos clave en el organigrama de la Fiscalía: la jefatura de Anticorrupción y la de «número dos» de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Para dirigir Anticorrupción se han postulado tanto su actual fiscal jefe, Alejandro Luzón, como la que fue su teniente fiscal, Belén Suárez (que no pertenecen a ninguna asociación de la carrera). Según las fuentes consultadas, Luzón recabará al menos seis apoyos (los de los fiscales de la Asociación de Fiscales). No así el del representante de APIF, que ponderará la mayor antigüedad en la carrera de Suárez, la fiscal, entre otros, del «caso Pujol».

El “número dos” en la Fiscalía de la Audiencia Nacional

En cuanto a la plaza de teniente fiscal de la Audiencia Nacional, su actual titular, Miguel Ángel Carballo –con cerca de dos décadas en la Fiscalía de la Audiencia Nacional– se juega el nombramiento con Marta Durántez, exfiscal de Siniestralidad Laboral en Pontevedra y actualmente destinada en la Secretaría Técnica, a la que se incorporó precisamente cuando García Ortiz estaba al frente de la misma como «mano derecha» de Dolores Delgado.

Carballo sumará previsiblemente siete apoyos (los seis de la AF y los del representante de APIF) y Durántez, los cinco restantes, aunque esta última se postula como la favorita del fiscal general para el cargo, sobre todo después de que Delgado propusiese a Jesús Alonso, de la AF, para continuar al frente de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.