El MSP propone para el Sáhara un estatuto como el del País Vasco, con una policía semejante a la Ertzaintza

La conferencia celebrada en Canarias aboga por una solución realista, amnistía incluida, que incorpore al Polisario

Hach Adhmed, secretario general del MSP
Hach Adhmed, secretario general del MSP FOTO: jmz

Hach Ahmed Bericalla, primer secretario del Movimiento Saharauis por la Paz ha propuesto, durante la I Conferencia Internacional por la Paz y la Seguridad, un proyecto de Estatuto Especial para el Sáhara Occidental, con un sistema político, legislativo y judicial.

“Podría ser una síntesis de varios modelos como el modelo Confederal de Suiza o los autonómicos de Canarias, Cataluña o País Vasco,” ha asegurado, “una propuesta seria y creíble para que converjan los intereses de Marruecos y los derechos fundamentales del pueblo saharaui a ser libre, regirse por instituciones democráticas y gozar de una vida digna en su tierra.”

Según la propuesta definida, se dotaría a la nueva entidad saharaui de cuerpos de seguridad al modo de la Ertzaintza vasca o los Mossos de Cataluña para preservar el orden, la estabilidad y la convivencia y a las que se podrían incorporar los jóvenes procedentes de las milicias del Polisario.

También, una amnistía general que facilite el retorno de los refugiados y desplazados.

Propone que este estatuto se aplique por etapas, la primera de las cuales culminaría en “elecciones y la constitución de la futura asamblea Legislativa Saharaui”. Bericalla ha definido esta propuesta política como “moderada y realista. Queremos devolver a los saharauis las riendas de su destino.”

Asimismo, ha lamentado que el Frente Polisario haya declinado la invitación a participar, “se ha perdido una oportunidad extraordinaria para que los líderes del viejo movimiento se adapten a los nuevos tiempos, en los que se debe propiciar el diálogo y la convivencia y no los radicalismos.”

El portavoz del MSP, Bahía Baali, daba las gracias a Canarias “por facilitar este encuentro, vamos todos a rezar por la paz, porque otro camino es posible para mejorar el futuro de nuestros hijos, para que se pare la guerra.”

Ignacio Ortiz, vicepresidente del Fórum Canario Saharaui, ha sido el encargado de resumir como declaración final el “Manifiesto de Canarias” con algunos de los mecanismos necesarios para la resolución. Entre ellos, la necesidad de que la ONU redoble sus esfuerzos como intermediador, alabar la nueva postura del gobierno con respecto a esta cuestión reconociendo la propuesta de autonomía y saliendo de su tradicional neutralidad negativa, llamando a la oposición a que adopte una postura más constructiva y menos electoralista dada la sensibilidad del tema.

Asimismo, se ha puesto en valor el papel de la autoridad tradicional saharaui representada por sus chiujs, para que sean interlocutores válidos ante Naciones Unidas junto al Movimiento Saharauis por la Paz. Recordó, por último, “a todas esas familias fracturadas desde décadas por la intransigencia de unos pocos, el Polisario.”